Martes 25 de Junio 2019
| | |

Qué son los préstamos personales sin buró

buro-de-credito

buro-de-credito

07 de Junio 2019


La modernización de la banca ha significado algunos cambios importantes para quienes buscan un financiamiento accesible, rápido y sin tanto papeleo. Los préstamos sin Buró son una de esas nuevas alternativas impulsadas por emprendimientos, fintechs y prestamistas privados online que eliminan ciertas trabas del sistema tradicional.

Mientras que unos están preocupados por estar en la lista del Buró de Crédito, otros lamentan no estar en ella. A pesar de ello, siempre será preferible que puedas mostrar tu grado de responsabilidad y cumplimiento con un historial de crédito a la vista. Aún si no lo tienes, puedes conseguir dinero prestado sin estar en el buró y comenzar tu historial.

Entendiendo los préstamos sin Buró

Está claro que los préstamos personales, créditos al instante y otras modalidades de obtener liquidez en línea está en pleno auge. Parte de esta popularidad se debe a productos que descartan algunos requisitos habituales exigidos por los bancos tradicionales. Esta ventaja te permite mayor flexibilidad para acceder a dinero rápido.

Cuando hablamos de préstamos sin Buró, existen 2 enfoques válidos para este tipo de publicidad:

  • Sin historial crediticio. Si por alguna razón nunca has tenido una tarjeta de crédito, no te han otorgado un préstamo o has accedido a algún tipo de financiamiento, seguramente no estás registrado en el Buró de Crédito. No obstante, hay financieras que no ven esto como un impedimento para facilitarte plata bajo ciertas condiciones y mediante un trámite sencillo.
  • Historial de crédito negativo. Si eres un deudor registrado y no has sabido manejar tus deudas, las entidades financieras tradicionales no querrán hacer negocios contigo. Sin embargo, existen prestamistas privados que omiten estos antecedentes y te dan un voto de confianza para que obtengas cierta liquidez.

Es importante aclarar que estos créditos rápidos no están exentos de riesgos por el simple hecho de ser más fáciles de tramitar. La elección de la entidad financiera o el prestamista privado resulta crucial. Así como hay muchas opciones legales afiliadas a la Condusef, también hay timadores que están al acecho para aprovecharse de tu necesidad.

Características principales de los préstamos sin Buró

Decidirse a contratar un préstamo sin Buró no debería ser una decisión tomada a la ligera, por capricho o antojo. Si en el pasado una elección apresurada te ha metido en problemas, lo más sensato es corregir esta actitud frente a tus finanzas personales. Es un proceso necesario para manejar tu dinero con más inteligencia.

Los créditos personales sin Buró que puedes conseguir en Internet funcionan de manera similar. En este caso, la limitante principal es la cantidad de capital que vas a recibir, que oscila entre 1,000 y 10,000 pesos. Además, los plazos para pagar son más cortos, usualmente entre 7 días y 2 meses como máximo.

Otra particularidad de estos instrumentos financieros, es que incluyen tasas de interés nominal más altas que otras alternativas. Por eso te recomendamos analizar con calma a las empresas más confiables, evaluar las condiciones de lo que te ofrecen y estimar si tu capacidad de pago te permite asumir el compromiso.

Una vez que tengas claro para qué necesitas el dinero y hayas escogido a la financiera que se adapta mejor a tus necesidades, el proceso es muy sencillo. Por lo general, llenar la planilla de solicitud con tus datos no debería tomar más de 10 minutos y la aprobación o no puede ser el mismo día o dentro de las primeras 24 horas.

La mayoría de estos operadores no convencionales trabajan con plataformas en línea con un procesamiento automático. Es un servicio disponible las 24 horas, los 365 días del año y adaptado a cualquiera de tus dispositivos digitales preferidos, por lo que te permite procesar una petición desde la comodidad de la oficina, el hogar o donde estés.

Requisitos para los créditos sin Buró

A diferencia de contratar un crédito personal con un banco o una entidad financiera tradicional, el papeleo para este financiamiento es mínimo. Con esto queremos decir que basta con unos documentos básicos para que tu solicitud sea procesada. Pero, te sugerimos tener una copia digital en caso de que te los exijan.

Los préstamos sin Buró suelen solicitar lo siguiente:

  • Justificativo de ingresos.
  • Algún comprobante de domicilio.
  • Poseer la nacionalidad mexicana.
  • Disponer de una cuenta bancaria propia.
  • Tener mayoría de edad o más de 18 años.
  • Contar con correo, celular y cuenta de redes sociales a tu nombre.
  • Identificación vigente: pasaporte, credencial de votante o cédula profesional.

Estos papeles varían en función del prestamista y de las condiciones específicas del préstamo sin Buró que estás pidiendo. Así como podrían exigirte el acta de nacimiento, también es posible prescindir de un comprobante de ingresos. Por esta razón, te invitamos a hacer una pequeña investigación sobre las alternativas con mejor reputación.

Como advertencia, debes tener cuidado con los períodos de gracia y sus cláusulas particulares. No son raros los casos en que la gente deja de pagar, lo cual termina costándoles más por los intereses de mora. Esto hace que la deuda crezca más de lo debido y complica más su amortización.

No te precipites al solicitar un préstamo sin Buró

En general, los préstamos personales en línea, ya sean con o sin Buró, funcionan de la misma manera. Se caracterizan por tener un contrato bastante explícito sobre plazos, intereses, comisiones y toda la información. Por ley, las financieras legales tienen que publicarlo en su web para que sea de conocimiento público.

Antes de solicitar financiamiento sin estar en el Buró de Crédito o teniendo un historial negativo, te sugerimos contemplar otras opciones. Esto implica sanear tus finanzas personales para que no aparezcas como deudor/a, lo que mejora tu imagen de confiabilidad y te da la oportunidad de acceder a otros recursos financieros.

Todo crédito convencional o no implica una serie de riesgos que puedes o no asumir de acuerdo a tu situación económica actual. Conseguir un préstamo sin Buró es algo muy sencillo, pero debes preguntarte qué tan necesario es. Recuerda que el simple hecho de tener ingresos, no significa que estés manejando bien tu dinero.