Viernes 23 de Agosto 2019
| | |

Robo de identidad es más común en tiendas físicas que en línea

STAFF CAPITAL

STAFF CAPITAL

10 de Abril 2019


Por Diana Pérez Caballero

México, 10 Abr (Notimex).- La vida en la actualidad es más acelerada en las zonas urbanas, lo cual hace que se incremente el comercio a través de Internet, ya que facilita que desde casa o el lugar de trabajo se realicen compras sin prisas, tráfico, largas filas y con la confianza de que se encontrará el producto deseado.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), el comercio electrónico representa 4.0 por ciento de las transacciones el país, cifra que aumenta cada año, no obstante se encuentra muy por debajo de países como Estados Unidos donde representa 14 por ciento en promedio.

Y es que la confianza en las transacciones en línea aún es baja, debido a fraudes como el robo de identidad, sin embargo, es más común que este tipo de delitos se cometan en tiendas físicas que en línea.

Renata Raya y Juan Sotrés, fundadores de Triciclo, agencia digital enfocada en e-commerce, explicaron que existen varios tipos de fraudes que afectan a la industria, pero no todos se cometen al comprar en línea.

Raya detalló en entrevista con Notimex que uno de los fraudes más comunes es el llamado phishing, que es cuando se recibe un mensaje de una supuesta institución bancaria, donde se solicitan datos personales y al hacerlo se adueñan de la información para cometer ilícitos.

“Otro sería el robo de identidad, de cuenta, de tarjetas, el fraude amigable, que es cuando alguien hace una compra y luego habla para decir que fue un cargo no reconocido”.

A diferencia de los comercios físicos donde ahora hay más controles como chips o firmas electrónicas, “en línea todavía no hay esas medidas de seguridad, tu puedes sólo con los 16 dígitos de enfrente, los tres números verificadores y la fecha de vencimiento, hacer una compra prácticamente en cualquier comercio”, aclaró Juan Sotrés.

Sin embargo, “hay una concepción erronea de mucha gente que cree que al comprar en línea le van a robar los datos y yo creo que es al revés, el problema es comprar en un comercio físico cuando la persona tiene acceso físicamente a tu tarjeta, ahí es donde pueden robar los datos”, argumentó.

Los empresarios comentaron que existen controles que aseguran las compras en Internet, como el certificado de seguridad de la dirección electrónica, donde debe aparecer una “s” al final, el “https”.

Además, los datos siempre viajan encriptados, entonces ningún humano tiene acceso a esta información que viaja para que se autorice la transacción y regresa.

Sotrés señaló que además hay controles automáticos donde se analiza el riesgo de las transacciones, donde por medio de algoritmos se otorgan puntuaciones de riesgo, por ejemplo “si estás haciendo la compra a más de ‘x’ kilómetros de donde es el envío eso suma puntos, si el nombre del comprador es diferente al nombre de la tarjeta suma puntos, incluso por temas geográficos”.

En caso de detectar un nivel de riesgo medio o alto, el comercio también se asegura de validar la dirección, de hablar con la persona que hizo la compra, de validar que haya sido una transacción real y eso también ayuda al cliente en general a asegurarse que sus datos estén protegidos.

“Todos los comercios también tienen esta responsabilidad que cuando ven una transacción sospechosa validarla con métodos manuales, hablar a clientes, revisar su dirección, validar el contenido, antes de enviar la mercancía y si no se pasan estos controles se cancela la orden y se reembolsa el dinero a la tarjeta”, apuntó.

De acuerdo con los expertos, revisar el portal o las redes sociales del sitio es también una forma de verificar que la compra es segura, pues ver que una marca tiene sus redes activas y actualizadas da confianza de la seriedad.

Así como revisar los comentarios de los clientes que han comprado en el sitio, lo que se traduce  “en una buena guía de que hay flujo de gente y que no eres la primera persona comprando en esta página.

En su opinión, cada vez es más seguro comprar en línea, “a diferencia de hace 10 años el e-commerce en México ha avanzado muchísimo, la gente tiene cada vez más confianza y creemos que eso va a seguir en ese camino y seguirá los pasos de otros países”.

-Fin de nota-

NTX/DPC