Sábado 20 de Julio 2019
| | |

Ven necesaria la vigilancia de adultos a niños en uso de Internet

STAFF CAPITAL

STAFF CAPITAL

08 de Marzo 2019


México, 8 Mar (Notimex).- Uno de los problemas más preocupantes de ciberseguridad en México es el acceso libre de los menores de edad a la tecnología, por lo que es necesario incrementar la vigilancia de los adultos sobre los hábitos de navegación en Internet y el uso que los infantes dan a los dispositivos tecnológicos.

Así lo refiere el estudio “Hábitos de los usuarios en ciberseguridad en México 2019” realizado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Organización de los Estados Americanos (OEA), en donde se resalta que sólo 45 por ciento de los adultos participantes en el ejercicio reconoció vigilar la navegación de sus hijos en Internet.

De las personas que participaron en las mesas de trabajo sobre ciberseguridad que se llevaron a cabo los días 28 y 30 de enero, y el 1 de febrero, 37 por ciento aceptó entregar dispositivos electrónicos a menores de edad para entretenerlos, “sin reparar en el contenido que visitan o las personas con las que se relacionan”.

De acuerdo con el análisis, la exposición de los menores a contenidos no adecuados para su edad puede afectar su crecimiento y relacionamiento social, por lo que resulta de vital importancia vigilar su acceso a Internet e impulsar programas de concientización con los infantes y sus familiares para identificar de forma oportuna los riesgos de la navegación sin vigilancia en la red.

Las mesas de trabajo se desarrollaron en los 32 Centros de Inclusión Digital (CID) que la SCT opera en todas las entidades de la República, y durante el desarrollo del estudio se observó que más de la mitad de los participantes fueron menores de edad.

Independientemente de su edad, el estudio reveló que la mayoría de los participantes no tiene una conciencia clara de la importancia de la privacidad en el uso de las redes sociales y el acceso a Internet, lo que podría explicar por qué 27 por ciento de ellos dijo haber sufrido robo de identidad en los medios digitales, señaló la SCT

En cuanto al uso del correo electrónico, herramienta empleada por 37 por ciento de los encuestados, se observó un gran interés por conocer las características de los correos malintencionados, pues 21 por ciento de los adultos aceptó haber sido víctima de fraudes financieros a través de medios digitales.

En otros hallazgos se comprobó que es importante reforzar la seguridad en el uso de los dispositivos móviles, pues más de 42 por ciento de los entrevistados indicó no leer los permisos solicitados por las aplicaciones antes de instalarlas.

Esto implica un problema serio, pues aplicaciones aparentemente oficiales o no maliciosas, pueden ser en realidad mecanismos de robo de información, y dado que los teléfonos móviles ahora sustituyen en gran medida a la computadora, esto representa un grave riesgo.

Referente a la necesidad de los usuarios de permanecer conectados, el estudio hace notar que, en general, existe poco cuidado al hacer uso de redes de WiFi abiertas y accesibles en lugares públicos.

De acuerdo con el documento, el tema es preocupante porque quienes hacen más uso de las conexiones en las redes públicas son menores de edad, y éstos, inadvertidamente, corren el riesgo de conectarse a un sitio público diseñado para esparcir códigos maliciosos o robar información.

“Por ello se recomienda fomentar la concientización entre los usuarios de buscar y utilizar únicamente conexiones seguras”, aconseja el análisis dado a conocer por medio de un comunicado.

Según se anunció al inicio de las mesas de trabajo sobre ciberseguridad, los hallazgos serán empleados para orientar el diseño e implementación de acciones de política pública en la materia, enfocadas a promover y fortalecer la confianza de los usuarios.

Ante esta situación, el estudio subraya la importancia de continuar los esfuerzos para fomentar las capacidades digitales de los ciudadanos de forma integral, en donde se inculque el uso seguro y responsable de la tecnología, además de crear políticas públicas, leyes y programas que apoyen los esfuerzos en pro de la ciberseguridad.

NTX/ISM/AGO