www.capitalmexico.com.mx
Sábado 23 de Octubre 2021
Seguimiento de COVID-19 México 23 octubre 2021 · 17:21
3,777,209 Confirmados
285,953 Decesos

Aumenta síndrome del túnel carpiano

 

Según expertos cinco por ciento de los trabajadores podrían sufrir este padecimiento


Aumenta síndrome del túnel carpiano

El sobreesfuerzo, las lesiones, golpes y movimientos vibratorios repetitivos en las manos causan compresión de los nervios a nivel de la muñeca y derivan en el síndrome del túnel carpiano, una afección, mediante la cual hay una presión excesiva en el nervio mediano.

Este es el nervio en la  muñeca que permite la sensibilidad y el movimiento a partes de la mano.

El síndrome del túnel carpiano puede provocar entumecimiento, hormigueo, debilidad, o daño muscular en la mano y dedos.

En ocasiones el sobreesfuerzo, golpes, movimientos repetitivos, pueden producir hinchazón en el ligamento del carpo, estrechan el túnel y causan compresión del nervio mediano.

Causas: El nervio mediano proporciona sensación y movimiento al lado de la mano en el que se encuentra el dedo pulgar. Esto incluye la palma de la mano, el dedo pulgar, el dedo índice, el dedo medio, y el lado del dedo anular del lado del pulgar. La zona en la muñeca donde el nervio entra en la mano se llama túnel carpiano, este normalmente es angosto.

Cualquier inflamación es capaz de “pellizcar” al nervio y causar dolor, entumecimiento, hormigueo o debilidad. A esto se llama síndrome del túnel carpiano.

Los estudios no han demostrado que el síndrome del túnel carpiano sea causado por escribir en una computadora, utilizar un ratón o repetir movimientos al trabajar, tocar un instrumento musical o practicar deportes; pero estas actividades pueden causar dolor e hinchazón de los tendones o la bursa de la mano, la cual puede estrechar el túnel carpiano y provocar síntomas.

El síndrome del túnel carpiano ocurre casi siempre en personas de 30 a 60 años de edad y es más común en las mujeres que en los hombres.

Otros factores que suelen llevar al síndrome del túnel carpiano incluyen: alcoholismo, fracturas de huesos y artritis de la muñeca; quiste o tumor que crece en la muñeca; infecciones; obesidad; líquidos adicionales que se acumulan en el cuerpo durante el embarazo o la menopausia; artritis reumatoidea.

Los síntomas pueden incluir cualquiera de los siguientes: torpeza de la mano al agarrar objetos; entumecimiento u hormigueo en el pulgar y en los dos o tres dedos siguientes de una o ambas manos; entumecimiento u hormigueo en la palma de la mano; dolor que se extiende al codo; dolor en la mano o la muñeca en una o ambas manos; problemas con los movimientos finos de los dedos (coordinación) en una o ambas manos.

Proceso de cura Su proveedor de atención médica puede sugerirle lo siguiente: Usar una férula en la noche por algunas semanas.

Si esto no ayuda, posiblemente sea necesario usarla también durante el día; Evitar dormir sobre las muñecas; aplicar compresas frías o calientes en la zona afectada.

Entre las medicinas utilizadas para el tratamiento del síndrome del túnel carpiano se encuentran los antiinflamatorios no esteroides (AINE), como el ibuprofeno o el naproxeno. Las inyecciones de corticosteroides, aplicadas en la zona del túnel carpiano, pueden aliviar los síntomas por un tiempo.

TRATAMIENTO

Con frecuencia, los síntomas de este padecimiento pueden aliviarse sin cirugía. La identificación y el tratamiento de las afecciones médicas, el cambio de los patrones de uso de la mano o mantener la muñeca entablillada en posición recta podrían ayudar a reducir la presión sobre el nervio.

El uso de entablillados en la muñeca por las noches podría aliviar los síntomas que interfieren con el sueño.

Una inyección de esteroides en el túnel carpiano podría ayudar a aliviar los síntomas al reducir la inflamación alrededor del nervio.

SÍNTOMAS

  • Adormecimiento o cosquilleo en los dedos.
  • Sensación de hinchazón de la mano y dolor inexplicable.
  • Debilidad del pulgar al pellizcar.
  • Los síntomas suelen sentirse durante la noche.
  • A veces, los pacientes notan una presión más débil, torpeza ocasional y tendencia a dejar caer las cosas.