WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Lunes 17 de Mayo 2021
| | |

Flores que dan vida al Día de Muertos

Cempasúchil. Foto: Especial

Cempasúchil. Foto: Especial

02 de Noviembre 2016

Aparte de adornar los altares, el cempasúchil también se utiliza con fines curativos

Flores que dan vida al Día de Muertos

Imagínate caminar entre decenas y cientos de tipos diferentes de flores y plantas. El aire fresco y húmedo. Una explosión de colores entre olores de las plantas aromáticas, el místico embeleso de las flores de cempasúchil, sus formas caprichosas y la creatividad que permite la mano de león con su color especial.

A los mercados de la Ciudad de México y las distintas vialidades llegan los vendedores de flores para la celebración tradicional de Día de Muertos.

Entre los elementos que caracterizan a la celebración en México están las flores como el cempasúchil, la nube y el terciopelo. Estas plantas, que solían ser abundantes en la región central del país desde épocas prehispánicas, se han colocado en las ofrendas de muchas generaciones de mexicanos. Sus pétalos y colores son especialmente distintivos del culto a los muertos.

La flor de muertos por excelencia es el cempasúchil (nombre científico tagetes erecta, viene de la palabra en náhuatl cempohualxochitl, que podría traducirse como “veinte flores” o “de los cuatrocientos pétalos”. Su color amarillo evoca al Sol, que en la tradición azteca, guiaba las almas de los difuntos. Los pétalos de cempasúchil aún se usan para formar un camino desde la puerta de la casa hasta el altar de muertos, para que los espíritus de los seres queridos lo pudieran encontrar.

También en el altar son distribuidos los pétalos de esta flor cuya tonalidad varía entre el color amarillo y el naranja, realizando una decoración característica de estas fechas.

El terciopelo es otra de las flores características de estas festividades en honor a los difuntos. Su etapa de floración inicia en septiembre y se puede encontrar hasta diciembre, lo que sin duda influyó en que fuera adoptada para los adornos de esta época del año.

Estas flores también se usan con fines astringentes, antibacteriales y depurativos, mientras que entre sus aplicaciones medicinales está el tratamiento de enfermedades de la piel, diarrea, fiebre y dolores de cabeza.

flor

Productores de cempasúchil

Carmen Antuna Cruz, integrante de la Central Campesina Cardenista asegura que los productores de cempasúchil de esta ciudad no tienen lugares donde vender sus flores, lo que los obliga a vender a pie de parcela.

Dijo que los mercados asignados para los productores de flores son Madreselva, Central de Abastos y otro ubicado en Xochimilco, lo que limita sus ventas.

El costo de producción es un tema que, a decir de Carmen Antuna, afecta a los productores, debido a que los intermediarios les compran cada planta en aproximadamente ocho pesos para ellos venderla hasta en 45 pesos.

La producción de cempasúchil en México es de las más importantes en lo que respecta a floricultura. Se destinan 21 mil hectáreas para su cultivo y una producción de 7 mil toneladas anuales.

Puebla, por muchos años se ha catalogado como el mayor productor, contribuyendo con 81 por ciento de la producción total, aunque, para este año la secretaria de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades de la Ciudad de México señaló que la capital del país ocupó el primer lugar en la producción de cempasúchil en todo el territorio nacional., donde se sembraron 42 hectáreas para alcanzar un total de 54 mil plantas para su comercialización en los diferentes mercados de la ciudad.

La producción en la capital se realiza principalmente en Xochimilco y Tláhuac; el Paseo de la Reforma es el lugar donde se embellece por más de 20 días con cientos de manojos de la “flor de muerto”.

Desde 2004 se constituyó la Red de Cempoalxóchitl, donde se trabaja en modificaciones genéticas en comunidades de Morelos, Hidalgo, Jalisco y Estado de México para propiciar la conservación.

Más notas sobre