WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Domingo 25 de Octubre 2020
| | |

La jefa de jefas, Salma Hayek

Captura de pantalla 2020-01-29 a la(s) 18.37.38

Captura de pantalla 2020-01-29 a la(s) 18.37.38

31 de Enero 2020

La veracruzana protagoniza la comedia “Socias en guerra”, donde interpreta a una ambiciosa empresaria del mundo de la belleza 

La actriz veracruzana Salma Hayek señaló que la comedia “Socias en guerra” (“Like a Boss”), que este fin de semana llega a la cartelera de nuestro país, le dio la oportunidad de trabajar con más actrices que sus películas previas, lo que para ella fue como una bocana de aire fresco.
Para la estrella mexicana, filmar con un elenco predominantemente femenino que incluye a Rose Byrne y Tiffany Haddish fue una “bocanada de aire fresco”. Agregó que tener en el reparto a Billy Porter, quien es abiertamente gay, también fue un bono, y lo llamó “uno de nosotras”.
En su nuevo filme, Hayek interpreta a Claire Luna, una poderosa y ambiciosa empresaria que se mueve en el mundo del maquillaje, que ve una gran oportunidad de hacer negocios con la pequeña empresa en desarrollo que han levantado Mia y Mel (Rose Byrne y Tiffany Haddish), dos amigas que tienen brillantes ideas para nuevas líneas de cosméticos, por lo que no tarda en asociarse con ellas y tomar el control de la firma.
El “Socias en guerra” también participan Jennifer Coolidge y Natasha Rothwell, así como Billy Porter, a quien Salma llama “uno de nosotras” por ser abiertamente gay y por sus singulares atuendos en las alfombras rojas.
Durante la promoción de la película, Hayek dijo a la prensa que el elenco encajó bien en parte gracias a Haddish, quien abría las puertas de su casa para cenas semanales. “Tiffany solía invitarnos los domingos a todos, así que realmente pudimos crear vínculos los fines de semana que nos ayudaban a lo largo de la semana”.
Porter coincidió. “Era algo que esperábamos con ansias durante esos días de rodaje largos y difíciles”, contó. “Era como que, si llegábamos al domingo, íbamos a estar bien”.
Para la veracruzana el resultado fue una vibra similar a la que vivió en los años 90, cuando los actores solían compartir más durante las filmaciones. “Solíamos hacer eso hace mucho tiempo y últimamente he notado que en el set todo el mundo está en su tráiler o en su teléfono celular. Pero con esta película realmente pudimos compartir algo de tiempo los fines de semana. Nadie iba a su tráiler, simplemente nos quedábamos juntos y estoy muy contenta porque hice buenos amigos”, señaló Hayek.
Los lazos que se forjaron entre bambalinas también ayudaron a Byrne y Haddish, quienes, al igual que sus personajes, tienen personalidades diferentes. “Tiff tiene energía suficiente para 20 personas y yo soy de baja energía. Pero en realidad de hecho tenemos más en común de lo que podría pensarse”, dijo Bryne.
“Originalmente, mi personaje no era chistoso, fue escrito como una mujer muy seria que pretende ser como un hombre, pero todo cambió. Estoy muy agradecida de que me hayan permitido ser alocada y divertida”
TRANSFORMACIÓN
En la cinta, el personaje de Salma Hayek luce el pelo naranja, enormes dientes y gruesos labios, por lo que pensó en inyectarse botox en el rostro para darle credibilidad a su caracterización, “pero pero me acobardé, no era una buena idea, porque toma un tiempo que esas cosas se salgan de tu sistema”. Así que se pusó dientes postizos un poco salidos, lo que hizo que sus labios se vieran más gruesos.

Más notas sobre