WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Jueves 01 de Octubre 2020
| | |

Metano, fuente alternativa de energía

El gas metano proviene de los desechos. Foto: Cuartoscuro

El gas metano proviene de los desechos. Foto: Cuartoscuro

25 de Mayo 2016

Este gas es el segundo más peligroso para el efecto invernadero

Metano, fuente alternativa de energía

Las más de 31 millones de toneladas de basura que se colectan al año en México podrían convertirse en una de las principales fuentes de generación eléctrica, el metano, que se produce de la descomposición de residuos, es parte del biogás, un combustible capaz de producir electricidad cuyo desarrollo es apenas incipiente.

De las 86 mil 343 toneladas de desechos diarios, 53 por ciento son materia orgánica, que se deposita en los rellenos sanitarios del país, ahí se fermenta y se convierte en bióxido de carbono (CO2) y metano, este último es el segundo gas más peligroso para el efecto invernadero, que se calcula contribuye con el 18 por ciento del cambio climático global.

Infografía:Staff Capital México / Documentalista: Manuel Valdez Quezada

Sin tratamiento y al aire libre es un riesgo, procesado a través de máquinas, turbinas y otras tecnologías, que incluso pueden refinarlo y adherirlo al abastecimiento de gas natural es una potente fuente de energía eléctrica.

Cada metro cúbico de biogás equivale a medio metro cúbico de gas natural, es decir, genera 5 kilowatts hora, si se trataran los residuos cada año se generarían entre mil 629 y dos mil 248 toneladas de metano, traducidas en una capacidad eléctrica de entre 652 y 912 Megawatts.

Rellenos sanitarios

Un estudio del Banco Mundial y la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), señala que de los rellenos sanitarios de la República, al menos 47 por ciento tienen un potencial para albergar proyectos de recuperación y aprovechamiento de metano, de desarrollarse se dejarían de emitir 31 millones de toneladas de CO2 anualmente.

Lo que se considera un veneno para la atmósfera, podría replicarse en beneficios económicos, de salud pública y ambientales; en este sexenio el gobierno federal estableció la meta de llegar al 2018 con cinco por ciento de la electricidad a base de fuentes limpias, el metano es una de ellas.

Sin embargo datos de la Secretaría de Energía y de la Comisión Federal de Electricidad refieren que actualmente, de las energías verdes, la bioenergética (gas metano), representa apenas uno por ciento; existen 16 centrales de producción de este combustible distribuidas en 11estados: Coahuila, Chihuahua, Veracruz, Aguascalientes, Nuevo León, Jalisco, Durango, Estado de México, San Luis Potosí, Tabasco, y la más reciente inaugurada en Morelos.

De acuerdo con la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza México-Estados Unidos, el aprovechamiento del gas metano en rellenos sanitarios muestra avances limitados, principalmente en países emergentes como México, debido al desconocimiento, la inversión y la excesiva tramitología que implica la obtención de un permiso de operación de centrales generadoras que en su mayoría son financiadas por la industria privada.

No sólo es aprovechar el energético

Especialistas apuntan que no sólo se trata de aprovechar el potencial energético, sino de frenar el exceso de gases invernadero, cálculos de la Iniciativa Global de Metano, pronostican que del 2005 al 2020 este gas presentará una tasa de crecimiento de 17 por ciento en México. Sus propiedades tanto de captura como de uso, abren un abanico para hacer de este contaminante una fuente de energía mientras atenúan el cambio climático global.

Características del gas

Al igual que ocurre con el dióxido de carbono, sus niveles pueden aumentar debido a la acción humana, bien sea directa o indirecta.

El metano es un gas potente que favorece el calentamiento global, y es que cada kilogramo de este calienta en 100 años el planeta 23 veces más que la misma masa de dióxido de carbono. Aunque no es tóxico, este gas puede provocar importantes quemaduras si entra en ignición. Además, reacciona de forma muy negativa al entrar en contacto con halógenos y oxidantes.

No “contento” con eso, también puede llegar a ser asfixiante, ya que tiene capacidad de desplazar al oxígeno en un espacio cerrado. Entre sus usos más frecuentes, el metano se puede transportar como líquido refrigerado o utilizarse en procesos químicos industriales para producir hidrógeno, metanol o ácido acético entre otros.

Gas4

 

FF

Más notas sobre