WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Lunes 18 de Noviembre 2019
| | |

Barras castigadas. Femexfut sanciona estadio de Veracruz

Fotos: Cuartoscuro, Mexsport, Cortesía

Fotos: Cuartoscuro, Mexsport, Cortesía

28 de Febrero 2017

Vetó un partido al “Pirata” Fuente; “Tuca” se va dos juegos

ALEXIS SANDOVAL

A 10 días de que ocurrieran los hechos de violencia en el estadio Luis de la Fuente, en el juego entre Veracruz y Tigres de la jornada 8 del Clausura 2017, la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) determinó que la cancha del “Pirata” será vetada un partido, y no tres como se especuló en algunos medios.

La sanción se cumplirá en la jornada 10, cuando los Tiburones Rojos reciban al Puebla, en un duelo entre rivales directos en la lucha por no descender.

Por su parte, el técnico de Tigres, Ricardo Ferretti fue sancionado con dos encuentros por incitar a la violencia, al empujar a un policía y amenazar a la afición local, violando los artículos 33, 74 y 11, además del 26 y 28 del Código de Ética.

El “Tuca” pagará una multa de 164 mil pesos, mientras que la de directiva del conjunto universitario asciende a los 150 mil pesos. El pasado viernes 17 de febrero se suscitaron actos violentos en donde se vieron implicadas las aficiones de Tigres y Veracruz.

Eugenio Rivas, presidente de la Comisión Disciplinaria, y Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, anunciaron que la sanción se sometió a un acuerdo realizado con el club Veracruz.

“Aquí hay una corresponsabilidad de muchas partes. Tuvimos toda la semana para determinar la sanción que podríamos aportar. El club Veracruz se comprometió a hacer mejorar y reestructurar las instalaciones del estadio.

Es por eso que determinamos que fuera un partido de sanción”, aseguró Rivas en conferencia de prensa.

“(El castigo) Es parte de un acuerdo que tuvimos nosotros con Veracruz y la Liga le dará seguimiento (al compromiso por mejorar las ineficiencias presentadas en el partido entre Veracruz y Tigres)”, agregó el titular de la Disciplinaria.

Los argumentos citados por Bonilla indican que el club jarocho violó los artículos 50 y 51 de reglamento de competencias de la Liga MX, por lo que el castigo correspondiente es un partido de veto y una multa económica cercana al millón de pesos.

Previo al anuncio sobre las sanciones, el dirigente reconoció que ante los hechos de violencia en el puerto, la Liga MX fue rebasada.

“Calificamos estos hechos como graves, fuimos rebasados por los hechos del final del partido, el club local no implementó el operativo para un partido con 25 mil espectadores”, sentenció Bonilla.

Encuentra más notas sobre

Orquidea News