Lunes 19 de Agosto 2019
| | |

Bronce de colombiana Orjuela se inspira en su hija

AP Photo, Gladys Tejeda, Bethany Sachtleben, Angie Orjuela,La colombiana Angie Orjuela, tercera a la derecha, exhibe su medalla de bronce del maratón femenino de los Juegos Panamericanos, junto a la ganadora del oro, la peruana Gladys Tejeda (centro), y la estadounidense Bethany Sachtleben, plata, el sábado 27 de julio del 2019 en Lima, Perú. (AP Foto/Martin Mejía)

AP Photo, Gladys Tejeda, Bethany Sachtleben, Angie Orjuela,La colombiana Angie Orjuela, tercera a la derecha, exhibe su medalla de bronce del maratón femenino de los Juegos Panamericanos, junto a la ganadora del oro, la peruana Gladys Tejeda (centro), y la estadounidense Bethany Sachtleben, plata, el sábado 27 de julio del 2019 en Lima, Perú. (AP Foto/Martin Mejía)

30 de Julio 2019


LIMA (AP) — Para lograr el bronce el sábado, en el maratón de los Juegos Panamericanos, la colombiana Angie Orjuela encontró un motor que se llama Shalane.

Orjuela, quien competía en sus primeras justas del continente, no solo mejoró su marca personal sino que ascendió al podio al cruzar tercera con tiempo de 2 horas, 32 minutos y 27 segundos, detrás de la local Gladys Tejeda, quien se impuso con récord panamericano de 2:30:55 y la estadounidense Bethany Sachtleben con 2:31: 20.

La bogotana, de 30 años, dijo que hubo dos factores en particular que le dieron la fuerza al final para asegurar el bronce: su hija de 5 años Shalane –a quien puso ese nombre por la fondista estadounidense Shalane Flanagan– y su esposo Andrés Camargo, un corredor con obstáculos que está fuera de las competencias por una lesión.

Flanagan fue subcampeona en los 10.000 metros en los Olímpicos de Beijing en 2008.

“Ella ha sido mi más grande motivación”, dijo Orjuela, en referencia a su niña. “Ella es la que me impulsa a levantarme todos los días y a darle un ejemplo. No hubo segundos que la tuviese en mi mente en cada kilómetro”.

“Decidí correr por los dos”, agregó.

La colombiana aseguró que en los últimos tramos sintió que desfallecía físicamente, pero que sacó las fuerzas suficientes para la medalla.

“Creí que llegaría en quinto o sexto lugar… Trabajé muy fuerte pensando siempre en la final”, agregó Orjuela, quien señaló que ahora se concentraré en el campeonato nacional de su país y en buscar la marca mínima para acudir a los Olímpicos de Tokio el próximo año.

Dijo que ya se había enfrentado a Tejeda en carreras anteriores.

“He tenido muchas oportunidades de correr con ella en Bogotá”, aseguró. “He tenido la fortuna de haberle ganado una que otra vez en Bogotá, pero las competencias todas son distintas. Sabía que era la rival a vencer porque venía a defender su casa y viene en un buen momento”.