Lunes 19 de Agosto 2019
| | |

Dice Juan Virgen que es una plata con sabor agridulce

No disponible

No disponible

30 de Julio 2019


Por Lorenzo Rodríguez Blancas. Enviado

Lima, 30 Jul (Notimex).- Juan Virgen se mostró dolido por la derrota, ya que deseaba el bicampeonato del voleibol de playa en los Juegos Panamericanos Lima 2019, pero reconoció que el par chileno de Marco y Esteban Grimalt tuvo un juego que rozó la excelencia en su búsqueda del oro.

“Para mí es una plata que me sabe a eso, a plata. Sí con un sabor agridulce porque queríamos el oro, pero el deporte es así”, admitió el jugador.

Recordó que para llegar a una segunda final de unos Juegos Panamericanos tuvieron que pasar muchas situaciones, unas adversas y otras simplemente parte del juego y que ocasionó estar parado un tiempo.

Sin embargo, haber estado en la final, luego de un inicio malo, es gratificante, sobre todo porque pudieron haber logrado un segundo título, “pero ellos, los chilenos jugaron bien y hay que aplaudirles por ese logro”.

Este martes, Chile hizo lo que México hace cuatro años, al lograr su primera medalla de oro en el voleibol de playa de unos Juegos Panamericanos y pasar a la historia de la justa continental.

“Así es el deporte, sabíamos que iba a ser difícil, pero no imposible. Chile jugó muy bien y lo tiene merecido. La idea era llegar al podio, se logró, pero queríamos el oro”, aseguró Virgen.

Añadió que a pesar de la derrota se llegó a una segunda final de manera consecutiva en unos Juegos Panamericanos y con la misma dupla, “creo que es meritorio con el mismo equipo llegando a dos finales consecutivas; no se logró ganar este juego, pero así es el deporte”.

Y afirmó que “era un partido difícil, el que cometiera más errores iba a perder. Aprovechamos el descuido en el segundo set, lo sacamos; pero ellos se repusieron al final. Hay que reconocer su trabajo”.

-Fin de nota-

NTX/LRB/AGG/PANAM19