Martes 23 de Julio 2019
| | |

Sudáfrica elimina al anfitrión, Nigeria al campeón defensor

AP Photo,Mahmoud Hassan, izquierda, lamenta una oportunidad de gol desaprovechada por la selección de Egipto mientras el portero sudafricano Ronwen Williams se queda con el balón, en el duelo de los octavos de final de la Copa Africana de Naciones, el sábado 6 de julio de 2019, en el Estadio Internacional de El Cairo, Egipto. (AP Foto/Hassan Ammar)

AP Photo,Mahmoud Hassan, izquierda, lamenta una oportunidad de gol desaprovechada por la selección de Egipto mientras el portero sudafricano Ronwen Williams se queda con el balón, en el duelo de los octavos de final de la Copa Africana de Naciones, el sábado 6 de julio de 2019, en el Estadio Internacional de El Cairo, Egipto. (AP Foto/Hassan Ammar)

09 de Julio 2019


EL CAIRO (AP) — Considerados entre los favoritos a ganar el título de la Copa Africana de Naciones, Egipto y su estrella Mohamed Salah ni siquiera llegaron a los cuartos de final como anfitriones del torneo continental, al ser derrotados sorpresivamente el sábado 1-0 por Sudáfrica y quedar eliminados en la fase de octavos.

La férrea defensa sudafricana contuvo a Salah y preparó el escenario para que el atacante Thembinkosi Lorch anotara el gol del triunfo en un contraataque a cinco minutos del final. La anotación silenció a los 75.000 aficionados en el Estadio Internacional de El Cairo que esperaban ver a los locales enfilarse a la final.

Lorch quedó solo frente al arco cuando Sudáfrica sorprendió a Egipto mal parado en los minutos finales. Lebo Mothiba dio el pase decisivo mientras la defensiva egipcia se apresuraba por regresar a sus puestos y Lorch venció al guardameta Mohamed el-Shenawy antes de definir con un tiro a la esquina inferior derecha.

El estadio quedó tan callado que Lorch dijo que lo primero que pensó fue que el gol había sido anulado.

Egipto se fue con todo en los últimos cinco minutos, pero no logró el empate y Salah terminó vencido al silbatazo final. Algunos de sus compañeros se desplomaron en la cancha y los aficionados en las tribunas se mostraban asombrados, algunos de ellos en medio del llanto.

Salah y Egipto perdieron la final de la Copa Africana hace un par de años, pero se esperaba que alzaran el trofeo este año. Tenían la ventaja de jugar en casa, con el apoyo de miles de apasionados seguidores en su búsqueda de extender el récord con su octavo título africano, pero el primero para el país desde 2010.

En el otro choque del día, el campeón defensor Camerún fue eliminado al caer ante Nigeria 3-2 en duelo de los octavos.

Nigeria anotó primero, antes que Camerún respondiera con dos goles en apenas tres minutos al final de la primera mitad. Nigeria entonces hizo lo mismo para irse arriba con dos dianas en tres minutos tras la pausa.

Odion Ighalo anotó dos de los goles de Nigeria y Alex Iwobi marcó el decisivo a los 66 minutos para poner a los campeones de 2013 en cuartos de final, donde se medirán con Sudáfrica.

La salida de Camerún representa una enorme decepción para el prominente equipo técnico de los ex internacionales holandeses Clarence Seedorf y Patrick Kluivert, nombrados para guiar a la selección a la defensa del cetro.