Domingo 25 de Agosto 2019
| | |

Warriors barren a Spurs 141-102 comandados por Thompson

AP Photo, Lonnie Walker IV, Andre Iguodala,Lonnie Walker IV (izquierda), de los Spurs de San Antonio, lanza ante su rival de los Warriors de Golden State Andre Iguodala (9) durante la primera mitad del juego de la NBA que enfrentó a ambos equipos, el 6 de febrero de 2019, en Oakland, California. (AP Foto/Ben Margot)

AP Photo, Lonnie Walker IV, Andre Iguodala,Lonnie Walker IV (izquierda), de los Spurs de San Antonio, lanza ante su rival de los Warriors de Golden State Andre Iguodala (9) durante la primera mitad del juego de la NBA que enfrentó a ambos equipos, el 6 de febrero de 2019, en Oakland, California. (AP Foto/Ben Margot)

09 de Febrero 2019


OAKLAND, California, EE.UU. (AP) — Klay Thompson anotó 26 puntos, Kevin Durant totalizó 23 tantos, nueve asistencias y ocho rebotes y los Warriors de Golden State se alejaron en el segundo y tercer cuarto para barrer el miércoles por 141-102 a los Spurs de San Antonio.

Solo en el tercer cuarto, el actual bicampeón de la NBA tuvo 49 puntos y 16 asistencias, con 5 de 7 en lanzamientos de tres puntos. Convirtieron 24 de 25 tiros de campo en un parcial antes del descanso, 14 de ellos consecutivos.

Stephen Curry tampoco se quedó atrás: terminó con 19 tantos, siete asistencias, cinco rebotes, dos robos y un bloqueo. El rendimiento de Curry y compañía fue tan bueno, que los titulares ni siquiera saltaron a la cancha en los 12 últimos minutos.

Durant y Thompson se combinaron para encestar 20 de 26 en el duelo que enfrentó a los dos mejores equipos de la NBA desde la línea de triples. Hasta el miércoles, los Spurs estaban por delante, con 40,5, frente a los 38,6 de Golden State. Curry tuvo 7 de 12 en triples.

Patty Mills convirtió 16 tantos con cuatro triples para San Antonio, en el primero de sus dos juegos consecutivos.

Los Spurs vieron como su racha de cinco triunfos se cortaba el lunes al caer por 127-112 ante Sacramento, y su entrenador, Gregg Popovich, dio descanso a LaMarcus Aldridge y DeMar DeRozan frente a Golden State.