WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Domingo 22 de Septiembre 2019
| | |

Ayudar a otras víctimas es mi bandera, afirma activista Marichuy

STAFF CAPITAL

STAFF CAPITAL

05 de Septiembre 2019


Por David Fernández Hummel

San Luis Potosí,  4 Sep (Notimex).- La activista María de Jesús Almendárez Prieto afirmó que no dejará de luchar por lograr justicia en su caso de revictimización a manos del director de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas (CEEAV) y mucho menos por el resto de familiares de víctimas que piden justicia.

En entrevista con Notimex vía telefónica, destacó que si bien ya ganó la sentencia condenatoria en contra de su acosador sexual, Juan Martín Gatica Izaguirre, no está satisfecha, “porque el gobierno aún lo mantiene en activo y por ley un funcionario público con una condena no puede seguir trabajando”.

Además detalló que su lucha a las afueras de la CEEAV es por todas las familias; “independientemente de que me reparen el daño patrimonial que tuve durante los seis años de pleito legal en contra de mi acosador, que asciende a un millón 680 mil pesos, voy a continuar apoyando el caso de los demás, porque nos hemos convertido en una familia”, aseveró.

Almendárez Prieto indicó que las autoridades de la Comisión han minimizado su caso y no se detendrá hasta que esto se visibilice más, porque de reparación de daños dictaminaron que sólo le pagaran ocho mil 500 pesos.

“Tenemos cinco quejas en contra de funcionarios y hay una más por violencia contra las mujeres, que violan la perspectiva de género de parte de diferentes funcionarios públicos, me causaron daño moral e incluso ahora vamos a evidenciar al titular de Derechos Humanos, que nos dio la espalda, porque también tiene conflicto de intereses con los funcionarios de gobierno”, dijo.

Subrayó que en este plantón a las afueras del CEEAV la meta es que les den solución a todos, ya que “aquí o nos ayudan a todos o seguimos hasta el final de cada uno de los casos; si yo me desmarcara porque me paguen, sería igual de corrupta que los funcionarios de gobierno que han violado nuestros derechos humanos”.

Marichuy, como se le conoce a la activista, abundó que incluso van por una queja ante la Función Pública, para que se realice una auditoría a la CEEAV, “porque no hay claridad en el gasto del presupuesto que asciende a 40 millones de pesos y nosotros somos un ejemplo, porque no se nos ha brindado la ayuda necesaria”.

Precisó que son varias víctimas de diferentes casos las que están unidas; “estamos cansados de la corrupción del gobierno de San Luis Potosí y eso de que algunos manifestantes se están desmarcando de este plantón es mentira, porque de 25 familias, pasamos ya a 27”, expuso.

Recordó que tiene 26 años de trabajar en el gobierno, pero ahora el abuso de poder la mantiene congelada en la Secretaría de Desarrollo Urbano, Vivienda y Obras Públicas (Seduvop), donde inició su penar con el acoso y abuso sexual en su contra.

-Fin de nota-

 

 

NTX/DFH/VGT