www.capitalmexico.com.mx
Martes 05 de Julio 2022

Entre sollozos, narra la petista Lilia Aguilar muerte de su madre, acusa a Corral de omiso

 

Lilia Aguilar afirmó que en 2017, el entonces gobernador Corral les recomendó dejar de buscar a su madre


Desde la máxima tribuna de la Cámara de Diputados, la legisladora del Partido del Trabajo, Lilia Aguilar, dio un testimonio desgarrador: el asesinato de su madre y del que responsabilizó al ex gobernador de Chihuahua, Javier Corral.
Entre sollozos e indignada, la diputada relató cómo la desaparición de su madre, Matilde Gil, ocurrida el 5 de abril del 2017, fue revictimizada por el entonces gobernador, Javier Corral y funcionarios de su administración, que prefirieron denostarla antes que buscarla.

Manifestó que el entonces gobernador y sus colaboradores, incluso juezas del Poder Judicial, se negaron a investigar el caso como feminicidio. “No quisieron darle trato de secuestro, no buscaron el cuerpo de la víctima”.

Afirmó que el gobernador Corral les recomendó dejar de buscar a su madre, porque seguramente estaría “con su novio” en una playa, tomando piña colada.

“Háganle como quieran, pero nunca vamos a aceptar el secuestro, a su madre la van a encontrar en una playa por ahí con su novio tomándose una piña colada, nos dijo Javier Corral a la familia”.
Lilia Aguilar subió a tribuna a presentar una reserva a los artículos 38, 41 y 42 de del dictamen por el que se adicionan diversas disposiciones a la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Dijo que su madre fue secuestrada a las 4: 30 de la tarde de ese 5 de abril. “No supimos nada de ella después de eso”.

“Mi jefa, como me gustaba llamarle, era una mujer de carácter fuerte, una cabrona diría ella, a mucha honra, toda su vida la dedicó a la lucha social, fue maestra de una escuela de cooperación llamada Genaro Vázquez Rojas donde todos mis hermanos, yo y miles de jóvenes estudiamos”.

Manifestó que Javier Corral mató a su madre porque le negó el derecho a la búsqueda, le negó el derecho a la tipificación del secuestro, y le negó el derecho al feminicidio.

“Su madre se fue por su propio pie, dejen de buscarla y hacer pedo, eso nos dijo el comandante antisecuestros de Chihuahua. Desde entonces solo fue revictimizada sin fundamento alguno, le creyeron al victimario, y victimaron a mi madre y a su familia. Buscaron en sus cuentas, en sus perfiles médicos, su pasaporte, su visa, su comportamiento telefónico, pero nunca buscaron en los videos y en las evidencias que entregamos nosotros como su familia porque ellos se habían negado a buscarla.
“Nos persiguieron, hurgaron en nuestras vidas y como no encontraron nada decidieron hacerla una puta, porque claro, ¡en este país toda mujer que desaparece primero se va con un hombre antes de haber sido secuestrada!”, dijo.

Indicó que sin la ayuda del gobernador encontraron a su madre 15 días después, “en un hoyo a un lado de un río, con un balazo en su cuerpo y con el cuerpo quebrado y destrozado, pero con las evidencias de la lucha de haberse defendido”.
Manifestó que César Peniche, el fiscal de Javier Corral, inmediatamente avisó al que la secuestró y la asesinó para que saliera del país. “Javier Corral trató de modificar la autopsia de mi madre para que pareciera solo un homicidio y no un secuestro.
“Nos negaron el derecho a víctimas con sus influencias en el Consejo de la Judicatura. Una jueza de consigna negó el feminicidio porque dijo que no había violencia suficiente que se pudiese probar, cuando el cuerpo de mi madre estaba destrozado”, expuso.

La petista dijo que promoverá iniciativas para que aquellos quienes desde el poder público hacen omisión de búsqueda y revictimicen familias y a las mujeres, tengan una obligación penal frente al Estado. “Ya basta de que todos aquellos que hayan sido cómplices y complacientes del asesinato de mujeres queden impunes”, demandó.