WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Miércoles 13 de Noviembre 2019
| | |

Del reclamo a la bendición

Foto Especial

Foto Especial

20 de Febrero 2019


Saltillo, Coahuila / 20 de Febrero de 2019

Por: Paloma Gatica

Poco más de 500 personas se dieron cita desde la una de la tarde afuera del 69 Batallón de infantería para recibir al Presidente Andrés Manuel López Obrador durante su visita a Saltillo para conmemorar el 106 aniversario del Ejército Mexicano.

A las tres y media de la tarde, una falsa alarma causó la rechifla de cientos de manifestantes que esperaban ser escuchados a las afueras de la zona militar.

Al unísono gritaban “¿En dónde esta, en dónde esta él presidente que nos iba a apoyar?”, eran las trabajadoras que luego de que las estancias infantiles que han cerrado en Coahuila se quedaron sin empleo.

Mientras transcurría la espera, el tráfico se agudizaba sobre las vías de la carretera a Zacatecas dónde los inconformes invadían el asfalto entorpeciendo la circulación que ya de por sí es complicada pues es la conección con la zona industrial y es el paso del transporte de los operadores.

Los 200 simpatizantes del Colectivo “Sí a la Vida” acompañados por campesinos de General Cepeda y ejidos aledaños coreaban bajo el sol y los fuertes vientos que azotaban el lugar a todo pulmón: “¡Sí a la vida, no al basurero!”.
Rocío Gallegos se sumó a la consigna de los manifestantes contra el basurero porque aseguró que los desechos del confinamiento tóxico están llegando a Saltillo también.
“Cuando llueve y se viene el agua de allá, todos los desechos pasan por el arroyo, aquí se inunda. Nos va a llegar aquí a Saltillo y también nos vamos a enfermar”, dijo.

Luego de una hora y media de haber salido del aeropuerto de Ramos Arizpe, la Suburban Negra en que se trasladaba AMLO arribó al 69 Batallón de Infantería en Saltillo donde lo recibió la multitud.

Entre la rechifla la turba exigía el cierre del basurero tóxico, el subsidio de las estancias infantiles; madres de desaparecidos que pedían justicia y trabajadores del acero que exigían la cancelación de la exportación del acero chino.

Apenas unas cuantas palabras del mandatario se escucharon al bajar la ventanilla posterior derecha de la camioneta presidencial donde se avistó al tabasqueño.

El caos se apoderó del lugar mientras los manifestantes cambiaron el tono de sus consignas para brindar mensajes de apoyo y simpatía al presidente, como “lo amamos presidente, es el mejor. Dios lo guarde”.

Encuentra más notas sobre

Orquidea News