Miércoles 26 de Junio 2019
| | |

La conciliación laboral es para el beneficio común

Foto Especial

Foto Especial

29 de Marzo 2019

El reciente incremento salarial genera pérdidas al sector productivo

G. González / A. Hernández / L. González

El aumento de sueldo “desmedido“ anunciado por el gobierno federal ha provocado pérdidas de casi 50 millones de dólares diarios a empresarios del norte del país, informó Miguel Ángel Andrade Alonso, presidente de la Comisión Jurídico Laboral de la Coparmex, delegación Metropolitana.

Tras reconocer que el país se enfrenta a una nueva política laboral y dividido en dos zonas geográficas en materia de salarios, una la zona de la frontera norte que conjunta seis entidades del país y el resto; Andrade Alonso dio a conocer que los cambios en esta materia realizados por el presidente Andrés Manuel López Obrador, han traído consecuencias negativas.

Indicó que el aumento directo al salario mínimo dado a conocer por la Conasami en 2018, de cinco por ciento, fue mal interpretado por el gobierno federal quien anunció un aumento del 16 por ciento, trayendo consigo movilizaciones de trabajadores que exigían ese aumento.

Esto causó las manifestaciones y cierres de maquilas en Tamaulipas, el cual ha orillado a los empresarios a firmar nuevos contratos con la finalidad de no perder más días de producción  y también ha provocado la huelga en la UAM, donde los trabajadores piden un aumento del 20 por ciento.

No es lo mismo

Ante la efervescencia que ha causado la implementación de la nueva política de salarios mínimos, que permitió duplicar al sueldo a 176.72 pesos en la zona norte del país, en el Estado de México la Iniciativa Privada a pesar de que siempre busca cuidar su planta productiva, no podría soportar financieramente esta clase de aumentos, ya que las condiciones económicas no están dadas, señaló Martín Ramírez Olivas, presidente del Consejo Coordinador Empresarial.

En entrevista para CAPITAL MEDIA, indicó que aunque organismos como la Conasami y el IMSS han presentado cifras que dan cuenta de un impacto
positivo en la generación de empleos a raíz del incremento; para la zona centro del país, sería prácticamente imposible replicar esta medida.

Descartó que en la entidad mexiquense se tenga una petición de esta magnitud por parte de los trabajadores, pues hasta el momento los rumores de huelgas sólo han sido eso y en las peticiones respecto a la firma de los contratos colectivos de trabajo, aunque se pide un aumento salarial, la cifra solicitada no alcanza esas dimensiones.

En la entidad, más que un aumento lo que se quiere es mantener e incrementar las cifras de empleo, sin embargo, las condiciones económicas no dan para tener certeza de inversión, ante los constantes cambios de política del gobierno federal.

“Hay incertidumbre, hacen falta las reglas claras, algunas inversiones están en espera para saber a dónde van a caminar las políticas públicas, por ello, de ninguna manera se puede decir que el empresario de la zona centro de México estaría preparado para un aumento así”.

Sin margen

El incremento salarial autorizado por el nuevo gobierno federal genera fuertes pérdidas al sector productivo de la franja fronteriza, afirmó el presidente de la Unión de Empresarios del Estado de México, Francisco Cuevas Dobarganes.

Hace algunos años, explicó, los incrementos salariales los podían absorber los empresarios sin muchos problemas porque el margen de utilidades era mayor. Pero en la actualidad, con mayor competitividad, las ganancias son menores.

Encuentra más notas sobre