Recuerdan a nueve personas que fueron asesinadas en la Central de Abasto

 

Con una misa, mariachi y un altar, locatarios y condóminos de la Central de Abasto de Toluca recordaron a las nueve víctimas de la masacre que se vivió el 10 de julio del año pasado en la nave K.


Con una misa, mariachi y un altar, locatarios y condóminos de la Central de Abasto de Toluca recordaron a las nueve víctimas de la masacre que se vivió el 10 de julio del año pasado en la nave K.

Las fotos de Pilar, Lourdes, Benito, María, Gerardo, Alexander, Cristian y Areli -ellos tres menores de edad-, son iluminadas con veladoras. Pero la ausencia, pesa.

Locatarios de la zona reconocieron que poco a poco ha regresado la clientela a la zona de “La Isla”, donde los nueve fueron baleados e incendiados, algunos de ellos mientras seguían con vida.

El episodio más violento que se ha vivido en la central, relatan quienes a diario venden frutas, legumbres, carnes y pollo ahí, comenzó por una disputa de espacio.

Durante 20 años, la familia Ramírez Díaz vendió distintos productos en La Isla, pero meses antes de la masacre, comenzaron los problemas, pues un supuesto dueño de la zona llegó para intentar quitarlos y con ello, edificar una tienda de abarrotes.

Debido a que las víctimas se percataron de que estaban invadiendo su pequeño local de tarimas y verduras, decidieron hacer guardias nocturnas. A un lado de ellos se quedaban María y Gerardo, una pareja de abuelitos quienes vendían hierbas, pernoctaban en su punto de venta porque así se ahorraban los pasajes pues vivían en Zinacantepec, cerca de las faldas del Nevado de Toluca.

No contaban con que un grupo armado, durante la madrugada del 10 de julio, entraría, les dispararía y les prendería fuego para tratar de hacer pasar los asesinatos como un incendio. Incluso dispararon en contra de Barbitas, una perrita que vivía en la Central de Abasto de Toluca, para que no ladrara.

“Estamos muy tristes, devastados por nuestros compañeros, éramos como una familia todos. Ellos nunca le hicieron mal a nadie, lo único que querían era trabajar. Nunca, los abuelitos ni los niños hicieron nada malo”, comentó una de las locatarias, pero por miedo, no dijo su nombre.

Y así es en la Central de Abasto, aunque el ritmo se ha recuperado a partir de este año, pues durante meses los huacales hechos cenizas y las verduras calcinadas o podridas estuvieron en el área que hoy luce vacía, un espacio en blanco acordonado que quedó a manera de homenaje, de recordatorio. Ahí fueron asesinadas dos familias.

¿Quiénes fueron detenidos por este caso?

Tres días después del multihomicidio, los ahora exintegrantes de la Mesa Directiva de la Central de Abasto de Toluca fueron ingresados al penal de Santiaguito, en Almoloya de Juárez, acusados de ser los autores intelectuales del multihomicidio reportado en el segundo mercado más grande de México.

Los detenidos son Pascual N., Bryan Alejandro N., Jhoan Daniel N., identificados como presidente, tesorero y asesor, respectivamente. Junto a ellos, también fueron detenidos David Jehuel N., responsable del Jurídico, y Mateo N., encargado de seguridad en la Central, también fueron detenidos.

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México y la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana federal, a través de la Comisión Nacional Antihomicidio (CONAHO), los detenidos planearon y ordenaron la agresión. Se reunieron en la Central de Abasto para organizar el ataque, que consistió en irrumpir en el lugar, disparar armas cortas y quemar los espacios ocupados por los comerciantes minoristas, conocidos como “La Isla”, con el fin de desocuparlos.

Así fue la masacre en la Central de Abasto hace un año

El día del ataque, las luces de la nave K fueron apagadas deliberadamente, lo que desactivó algunas videocámaras. Poco después, se permitió el acceso libre de los agresores y se facilitó su escape a través de salidas controladas por el personal de seguridad privada.

Arturo N., Edmundo N., Héctor N., y José Miguel N, integrantes del servicio de seguridad privada, fueron instruidos para no acudir al lugar de los hechos. Las autoridades explicaron que el personal de seguridad privada no permitió el acceso a las autoridades para atender la emergencia, obstaculizando el auxilio a las víctimas.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México solicitó y obtuvo órdenes de aprehensión contra todos los implicados por su probable intervención en el crimen y el juicio en contra de ellos y los autores materiales, aún no termina.

Exigen justicia para los nueve de La Isla

A un año de los hechos, quienes convivieron con Pilar, Lourdes, Benito, María, Gerardo, Alexander, Cristian y Areli todos los días, exigen justicia para sus memorias, pues saben que el caso no está cerrado y aún hay riesgo de impunidad.

AGM