www.capitalmexico.com.mx
Jueves 23 de Septiembre 2021
Seguimiento de COVID-19 México 23 septiembre 2021 · 09:21
3,597,168 Confirmados
273,391 Decesos

Granadazo – La noche de terror del 15 en Morelia

 

En 2008 hubo un Granadazo en plenos festejos patrios. Morelia vivió una verdadera noche de terror que hoy sigue sin reparos


  • Van 13 años del granadazo y aún hay víctimas a las que no se les ha reparado el daño

Hace 13 años, la Plaza Melchor Ocampo, de la ciudad de Morelia, Michoacán, se bañó de sangre tras un Granadazo. Minutos después de las 23 horas, dos fuertes explosiones casi simultaneas entre confusión y terror, hicieron correr a la muchedumbre que minutos antes festejaba.
Todo esto a un costado de la Catedral de Morelia y casi frente al Palacio de Gobierno, cuando el entonces Gobernador de extracción perredista, Leonel Godoy Rangel, hacia el repique de la campana del Grito de independencia.
Aunque al inicio se creyó que habían sido estruendos causados por cohetones, momentos después de las detonaciones, las autoridades locales se percataron que se trataba de algo más grave pues había personas fallecidas y con lesiones de gravedad además de restos de las explosiones.
Al momento del atentado, tres personas perdieron la vida de manera casi instantánea, a causa de las explosiones; sin embargo, en el transcurso de la noche y las primeras horas del 16 de septiembre fallecieron 5 más por la gravedad de sus lesiones, además hubo 132 personas con lesiones de diversas índoles.
Esta sería la primera celebración que encabezaba como mandatario estatal, Leonel Godoy Rangel, hoy Diputado Federal por el Distrito 1 de Michoacán, por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), quien en su momento atribuyó el atentado al crimen organizado y decretó día de luto en toda la entidad, donde la Bandera Nacional ondeó a media asta; así mismo el desfile cívico militar fue cancelado y en las primeras horas del 16 de septiembre, decenas de turistas comenzaron a abandonar la ciudad.
Este atentado fue el primero de su tipo registrado en México, y aunque ningún grupo u organización criminal se adjudico el hecho, las autoridades sospecharon de grupos de la delincuencia organizada, la principal línea de investigación de centro en la organización criminal “La Familia” (La Familia Michoacana), sin embargo ésta se deslindó a través de mantas colocadas en la ciudad y en las cercanías.
Incluso, la organización criminal “Los Zetas”, brazo armado del Cártel del Golfo, y el grupo guerrillero, autonombrado, Ejército Popular Revolucionario (EPR) se deslindaron de los hechos, aunque la primera señaló a “La Familia Michoacana”.
Diez días después del atentado, el 25 de septiembre, derivado de una “supuesta” denuncia anónima fueron detenidas tres personas, a quienes se les imputaban los hechos como autores materiales de los hechos, por agentes de la ya desaparecida Agencia Federal de Investigación (AFI) de la entonces Procuraduría General de la República (PGR).
Uno de los detenidos confesó como arrojó una de las granadas, aunque dijo sentir pánico, porque no sabía que iba a pasar.
“Yo la verdad cuando la arroje, sentía desesperación, por deshacerme de ella y no sabe a dónde arrojarlas, y como que me paniquie, la tenía que arrojar cuando eran once y tantito, la arroje y la tire, con el pánico y lo que hice fue correr como quedamos a la camioneta donde nos fuimos”.  
Sin embargo, unos días después de su detención, en confesión video grabada y sin abogados defensores; los detenidos se retractaron y aseguraron fueron “torturados” para que confesaran su responsabilidad, siete años después un Juez de Proceso federal, con sede en Puente Grande Jalisco, concedió un amparo y dado que los exámenes periciales confirmaron la tortura y el juzgador considero que fueron violados los derechos humanos de los acusados, se les fabricaron pruebas y no les pudieron comprobar su presencia en el lugar de los hechos por lo que fueron puestos en libertad.
La PGR, mediante un comunicado, informó que presentaría un recurso de apelación contra la decisión judicial.
Al cumplirse 13 años de este primer atentado terrorista en México, las víctimas siguen en el desamparo, en la búsqueda de acceder a medidas reparatorias del daño, por parte del estado mexicano, para así, ser inscritas en el Padrón Nacional de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).
Sin embargo, la audiencia de juicio de amparo que interpusieron contra las Fiscalías General de Justicia del Estado (FGJ-Mich) y General de la República (FGR) así como en contra de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas (CEEAV); fue diferida hace unos días para el próximo miércoles 27 de Octubre del 2021, así lo confirmó la representante de las víctimas, la abogada Reyna Velasco.
“Tenemos un amparo porque no les han resuelto el tema de la reparación del daño, ese tiene como fecha de audiencia el 27 de octubre, y el otro amparo es contra la Comisión de Víctimas y contra su delegado, Ricardo Díaz Ferreyra, por negarse a dar el trámite de ayuda y asistencia a las víctimas del delito”.
A la fecha no hay culpables detenidos, ni una investigación convincente para los deudos de los fallecidos, ni lesionados, por parte de las autoridades locales, ni federales sobre lo ocurrido aquella noche trágica, del 15 de septiembre en Morelia Michoacán.