WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Lunes 18 de Noviembre 2019
| | |

Niña pide a autoridades mecanismos para evitar que menores trabajen

STAFF CAPITAL

STAFF CAPITAL

12 de Junio 2019


Morelia, 12 Jun (Notimex).- Miriam Alejo, una niña de 14 años de edad originaria del municipio de Chilchota y quien trabaja en las plantaciones de fresa para seguir estudiando, al gobernador del estado, Silvano Aureoles programas de apoyo que permitan que los menores de edad michoacanos ya no laboren

Al participar en el Foro Estatal 2019 “Trabajo infantil en el estado de Michoacán; acciones, retos y desafíos”, en el marco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, la niña narra que cuando sea grande quiere ser ingeniera agrónoma.

Explicó que a los campos de fresa llega a las 5 de la mañana y, tras una jornada de más de ocho horas de trabajo, obtiene una remuneración de 150 pesos.

Los largos jornales le han ocasionado dolores de espalda, e incluso fiebre, mencionó.

Dijo que ella tiene la fortuna de solo trabajar durante las vacaciones, sin embargo, mencionó a compañeros que no corren con su misma suerte y han tenido que dejar la escuela para poder cumplir con el tiempo completo y ayudar a sus padres.

Miriam llegó a Casa de Gobierno, lugar donde tuvo lugar el foro, vestida con un atuendo indígena y peinada de trenzas.

Ahí, el gobernador del estado, Silvano Aureoles, anunció que en fechas próximas dará a conocer un programa de atención integral para la primera infancia donde participarán instancias como la Secretaria de Salud y la Secretaría de Educación.

Agregó que se trata de un programa que dará atención a menores desde los seis meses de edad y hasta los seis años: “lo quería presentar hoy pero no alcanzamos a terminarlo”, dijo.

Durante la conmemoración del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, el mandatario estatal señaló que, a través de la coordinación con los municipios, se buscará disminuir el porcentaje de niñas, niños y adolescentes en situación de trabajo.

Dijo que actualmente son al menos 150 mil los niños que se encuentran en sus primeros seis años de vida y que viven en pobreza extrema, al grado de que sus padres no cuentan con recursos para dotarles de una alimentación adecuada.

 

NTX/SC/GVG

Orquidea News