Miércoles 17 de Julio 2019
| | |

Construye IP la primera "Nueva Escuela Mexicana"

01 de Abril 2019

Participaron empresas como MUPA, Amvit y Fundación Únete

Bastaron 26 días para que el primer Centro Integral de Aprendizaje Comunitario (CIAC) fuera construido en la comunidad Piedra Hincada de la Soledad, en el municipio de Tlacotepec de Benito Juárez, Puebla; ahora 199 niños y niñas ya tienen un lugar digno donde tomar clases.

Lo que es el primer centro en su tipo  en el  país, y que está cargo del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), fue posible al trabajo coordinado de autoridades federales y locales; además de la inversión privada que donó presupuesto y materiales para que fuera posible la puesta en marcha, con una inversión de siete millones de pesos.

En la inauguración el director general de Conafe, Cuauhtémoc Sánchez Osio, agradeció a la iniciativa privada su participación, entre ellos a la empresa Mobiliario Urbano y Productos de Acero (MUPA) que dio todo el equipamiento de bancas, pizarrones, así como de áreas deportivas.

“Gracias a los empresarios comprometidos que invirtieron generosamente en este centro hablo de Ambit, Únete, y de MUPA; a estos  empresarios les quiero agradecer y reconocer públicamente”.

“Este es el centro de educación que más rápidamente se ha construido en la historia de México, muchas gracias señores empresarios”, afirmó el director de Conafe en su discurso luego de cortar el listón inaugural y dar un recorrido.

Antes de convertirse en CIAC, en el terreno solo había dos salones en pésimas condiciones, ahora existen: una aula para educación inicial, tres aulas para nivel primaria y dos más para secundaria.

El centro también fue equipado con una sala de cómputo, otra de usos múltiples, canchas de basquetbol, sanitarios, explanada para las ceremonias, un comedor donde sirven desayuno y comida para los estudiantes, centro médico, biblioteca y fotoceldas.

En entrevista para CAPITAL, Fernando Rodríguez del Bosque, director comercial de la empresa MUPA narró que debido a la rapidez con la que se construyó el CIAC, se generó exigencia en los trabajadores de la compañía, pero conforme se les iba mostrando el avance en el centro educativo, los empleados se decían contentos por contribuir en la mejora de los niños y niñas de esa comunidad.

“Tenemos una gran satisfacción y la gente en la empresa donde fabricamos el mobiliario lo sabe, lo transmitimos; porque a veces uno los tiene contra la pared y contra el reloj, como fue este caso, pero se les dijo para qué era, se les mando foto de cómo iba el proceso. También están muy contentos porque lo ven y es fantástico”, explicó el empresario.

El Centro Integral de Aprendizaje Comunitario dará atención a niños, niñas y adolescentes de cuatro comunidades: Piedra Hincada, Palo Verde, San Juan Zacabasco y San Antonio, todas pertenecientes al municipio de Tlacotepec de Benito Juárez; la educación que recibirán será en su lengua originaria Ngigua y español.

En este municipio, enclavado en la Sierra Negra de Puebla, la bicicleta es fundamental como vehículo de movilidad para los padres y madres que llevan a sus hijos o para algunos estudiantes que dada la lejanía de sus hogares a la escuela la utilizan; por ello, la empresa MUPA también donó aparcabicicletas.

Hasta el momento ya suman 199 alumnos, pero la meta es que este espacio pueda atender a 800 alumnos desde preescolar, primaria, secundaria e incluso bachillerato.

El director de Conafe, Sánchez Osorio afirmó que el CIAC es la propuesta del Gobierno Federal para dar paso a la “Nueva Escuela Mexicana”, la cual ayudará a resolver los problemas sociales del país a través de la educación y tener fortaleza para el desarrollo de las comunidades indígenas del país, donde los estudiantes recibirán una formación basada en el modelo: Aprendizaje Basado en la Colaboración y Diálogo intercultural y el trabajo colaborativo.

Este centro se convertirá en un lugar de desarrollo comunitario con actividades extracurriculares, proyectos locales, organización de torneos deportivos, ya que ahora cuenta con una cancha deportiva, donde se puede practicar basquetbol y futbol, además de ejercitadores al aire libre y bancas con techumbre, aseguró el empresario donante de la compañía MUPA.

Encuentra más notas sobre