Martes 25 de Junio 2019
| | |

Señalan que México necesita una Ley Nacional de Movilidad

STAFF CAPITAL

STAFF CAPITAL

08 de Junio 2019


Por Ángeles Gonzalez Breton. Corresponsal

Puebla, 8 Jun (Notimex).- Una deuda pendiente que se tiene con los mexicanos, es crear una Ley Nacional de Movilidad, la cual permita que el transporte público como el privado puedan converger a favor de peatones y conductores en el país, opinó Eugenio de la Cruz, coordinador de comunicación de la Asociación Mexicana del Transporte y Movilidad (AMTM).

“Que no haya una ley nacional no lo vemos como un problema, sino como una oportunidad que tienen los gobiernos para poder ponerse de acuerdo en un tema que ocupa a todos hoy por hoy y que es el aire que respiramos en la gran urbe y su zona metropolitana”, dijo en entrevista con Notimex.

Señaló que las sanciones entre una entidad y otra son diferentes, los límites de velocidad entre una entidad y otra no son las mismas, incluso en la misma zona metropolitana no son las mismas reglas.

Refirió que en el tema ambiental, el 50 por ciento de los autos particulares y de carga contaminan igual, pero las sanciones no son las mismas; el monitoreo no es el mismo el que hace la Ciudad de México al que se realizan en el Estado de México, o en Morelos, Puebla e Hidalgo, dijo.

“El atraso, además de una ley nacional, es también en el tema del transporte público, porque se tiene al mismo tiempo el mejor y el peor transporte para que los citadinos se trasladen de un punto a otro”, dijo.

Como ejemplo citó que hay microbuses en la capital del país con 30 años de rezago, que su precio comercial no supera los 40 mil pesos, pero al mismo tiempo sobre avenida Reforma circula el transporte que vale 14 millones de pesos.

Hay unidades que trajeron de Reino Unido y que es de doble piso, que por cierto en ese país europeo ya es tecnología atrasada. En tanto, en la periferia circulan camionetas, vagonetas, microbuses, autobuses de diversos modelos, la mayoría de éstos obsoletos”, manifestó.

“Esta es la oportunidad que tienen los gobiernos para comenzar a dotar a sus habitantes de un transporte más digno, seguro y eficiente, porque al no ver una coordinación, es el usuario quien resulta afectado no solo por el deterioro en el mantenimiento de las unidades, sino para moverse de un punto a otro”, expresó.

Eugenio de la Cruz se pronunció también por que los mexicanos cuenten con innovación en el tema del transporte, como tarjetas de prepago, viajes más regulados, vigilados, unidades con cámaras a bordo, con radiolocalización, GPS, con contadores de pasajeros, que el conductor haga paradas solo en sitios autorizados, y haya regulación en los tiempos, entre otras modificaciones.

“La implementación de la tecnología y la innovación en las unidades, generan datos que pueden dar certidumbre a la autoridad, al operador y a los usuarios”, dijo al tiempo de señalar que no todo se concentra en el ajuste o aumento de la tarifa.

Comentó que, de acuerdo a investigaciones, en la Estrategia Nacional de Movilidad Urbana Sustentable, publicada en 2014, se reconoce la urgencia de consolidar una política integral a través de fortalecer los marcos normativos, fortalecer las capacidades técnicas locales, promover políticas y proyectos sustentables y promover una cultura hacia la movilidad urbana sustentable.

En México, la movilidad es un indicador en el que se refleja la desigualdad en el país. De acuerdo con la Encuesta Intercensal del INEGI en 2015, señalan que la mayor parte de los viajes en México son caminando y en transporte público.

Sin embargo, la preocupación por la movilidad en la esfera pública se ha concentrado en la forma alarmante del crecimiento del parque vehicular privado en México, y no en las condiciones en las que ofrecemos el transporte público o la seguridad de las redes peatonales, puntualizó.

De acuerdo con el informe sobre la Seguridad Vial en México 2017, que emite el Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra), los hechos viales y heridos han disminuido, en casi todo el país, en un 10.1 por ciento y 29.2 por ciento, respectivamente.

Sin embargo, las defunciones mantienen una tendencia al alza, estimándose en 19 mil 536 personas para 2020.

-Fin de nota-

 

NTX/AGB/LNP/GPG