www.capitalmexico.com.mx

Jueves 05 de Agosto 2021
Seguimiento de COVID-19 México 05 agosto 2021 · 14:21
2,901,094 Confirmados
2,270,427 Recuperados
242,547 Decesos

Trabaja Coahuila en favor de los derechos humanos y las personas refugiadas: MARS

 

Presentan la Guardería “Pequeños Industriales”


En una ceremonia en la que estuvo el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, se presentó el proyecto de Guardería “Pequeños Industriales”, por parte de la CANACINTRA, el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Esta será la primera guardería con participación multipartita en Coahuila y en el país, que facilitará a madres y padres trabajadores una atención de calidad para sus hijos e hijas, incluyendo personas refugiadas que laboran en la Región Sureste.

Con ello, Coahuila sigue demostrando que el trabajo en equipo y coordinado es la clave para alcanzar objetivos en beneficio de la sociedad, así como ser una de las entidades más atractivas para la inversión, más competitiva, de las más seguras y con mejores niveles de bienestar.

El gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís reconoció a la ACNUR por el acompañamiento y solidaridad en la visión por construir un Coahuila libre de violencia, incluyente y con formación de derechos humanos, así como por desarrollar acciones estratégicas para la reactivación económica con la CANACINTRA.

Añadió que el trabajar con la ACNUR ha dejado grandes ejemplos, y que hoy también su Gobierno da puntual seguimiento a las resoluciones y medidas cautelares dadas por los organismos internacionales y nacionales a favor de las personas migrantes y de las personas defensoras de los derechos humanos.

Informó que son históricos los resultados de este esfuerzo en conjunto, ya que entre 2016 y 2020, en Coahuila 2 mil 320 personas refugiadas han sido reconocidas con ese estatus y reubicadas, donde 8 de cada 10 cuentan con un empleo formal en la industria, comercio y de servicios.

Reconoció que los derechos sociales para las personas refugiadas son un deber de nuestro Estado, que se pueden cumplir por la fuerza laboral que se tiene en Coahuila y por el sentido social que distingue a los empresarios de la entidad, como los integrantes de CANACINTRA.

“Con un empleo digno, las personas refugiadas pueden emprender de nuevo su plan de vida”, subrayó.