WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Sábado 19 de Octubre 2019
| | |

Acusan de venta con “rastrillo” a gasolinera con el precio más bajo

STAFF CAPITAL

STAFF CAPITAL

13 de Junio 2019


Por Héctor Álvarez Fernández

México, 13 Jun (Notimex).- En la alcaldía Venustiano Carranza, la gasolinería de Pemex ES 05798 ofrece el combustible a menor precio de la zona, pero de acuerdo con sus competidores, no vende “litros de a litro” y durante una visita se pudo constatar que se niega la venta en bidones que tienen marcada la cantidad a servir.

En un recorrido realizado por Notimex en cuatro despachadoras de gasolina de la zona del Circuito Interior, Río Consulado, en las alcaldías Gustavo A. Madero y Venustiano Carranza, surgió la duda sobre la que ofrece “el precio más bajo de toda la zona”, como se lee en una lona.

En cambio, en la competencia, la gasolinería que se encuentra a unas tres calles, la Pemex ES 07664, está la respuesta, también en una lona, “no se deje engañar, lo barato sale caro. Aquí los litros sí son completos, en la competencia no”.

El recorrido como cualquier consumidor que quiere comprar gasolina “para llevar”, no servida en el auto, inició en el Circuito Interior con dirección al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, para conocer la posibilidad de llevarla en recipientes en los que se establece el contenido, garrafones, o en bidones que también tienen marcada la cantidad.

En la primera estación, la Shell PL/8147/EXP/ES/2015, ubicada en Río Consulado 2011, la despachadora, Josefina, según su gafete, informó que sólo se puede atender a este tipo de clientes si traen un bidón específico para el combustible, cuya venta en su presentación de Regular, y Premium está en 20.49 y 22.59 pesos por litro.

En la segunda estación visitada, la G500, ubicada a un costado de la estación Consulado de la Línea 5 del Metro, la despachadora, que optó por no dar su nombre, dijo que desde hace mucho tiempo se puede vender en garrafones vacíos de cloro, detergente y ese tipo de fluidos, pero nunca en botellas de refresco, jugo, leche y todo tipo de lácteos o alimentos.

Aquí, la encargada del servicio ofreció a la venta, incluso, un garrafón vacío de cinco litros en 22.00 pesos, “para que vea que aquí sí damos litros de a litro”, y el combustible se expende en 20.29, 21.59 y 21.39, la Súper, Premium y el Diésel, respectivamente.

En la tercera gasolinería visitada, la que está ubicada en Río Consulado y Norte 180, colonia Pensador Mexicano, presumen vender “litros completos” de Magna por 20.49, Premium por 21.69 y Diésel a 21.29 pesos, sin dar más especificaciones en torno al tipo de contenedor en que la quiera llevar el consumidor.

Uno de los despachadores, Mariano, aseguró que aquí no tienen “miedo” a despachar el combustible en recipientes, porque ofrece honestidad, confianza y servicio, así como litros completos de Marga, Premium y Diésel por 20.49, 21.69 y 21.29 pesos, respectivamente.

El propio Mariano alertó que en la siguiente estación de gasolina no hacen ventas diferentes al servicio a automóviles “porque le dan menos, por eso tienen los precios bajos”.

La cuarta y última estación visitada fue la ubicada en Río Consulado y la calle Siberia, colonia Pensador Mexicano, que tiene su gran lona en que presume ser la más barata de la zona, a un precio de 18.99 y 21.30, respectivamente para las gasolinas Magna y Premium.

Aquí, las y los despachadores no traen gafete y aseguraron que sólo pueden servir gasolina a los automóviles “por disposición oficial”.

En días pasados, el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, Ricardo Sheffield Padilla, informó que en una gasolinería de Champotón, Campeche, se encontró una bomba despachadora con el software conocido como “rastrillo”, que es manipulado para que la bomba despache litros de combustible incompletos.

Dio a conocer que por lo menos ocho por ciento de las gasolinerías en el país podrían estar utilizando este software, por lo que la Profeco realizará un primer operativo en coordinación con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana para revisar 71 estaciones.

Señaló que la utilización de software es un delito, por lo que por instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador se presentó la denuncia penal correspondiente en la Fiscalía General de la República contra quien resulte responsable.

-Fin de nota-

NTX/HAF/MTG