WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Viernes 20 de Septiembre 2019
| | |

Alertan en foro por pocos avances en cultura democrática

STAFF CAPITAL

STAFF CAPITAL

14 de Mayo 2019


México, 14 May (Notimex).- El consejero del Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM), Mauricio Huesca Rodríguez, destacó que pese a que se ha invertido mucho en fortalecer a las instituciones electorales, no se ha logrado inculcar la plena confianza en las instituciones del país ni generar cultura democrática.

Al participar en el Foro “Democracia Participativa”, en la mesa Diálogos y Desafíos de autoridades electorales de América Latina ante los desafíos de las nuevas formas de participación ciudadana, señaló que si se toman en cuenta los recursos invertidos para fortalecer instituciones electorales, se deberían tener ciudadanos modelo y ejemplo de ciudadanía cívica; pero no es así.

Dio a conocer que un informe de Cultura Cívica elaborado en la Ciudad de México, el cual se presentó en 2017, señala que 38 por ciento de los encuestados manifestó nula o poca confianza en el IECM.

Enfatizó que existen mecanismos que tutelan las libertades del derecho político electoral; pero al trasladar esa participación al ciudadano de a pie “en realidad tenemos una muy baja cultura democrática”.

La ciudadanía expresó que la transparencia era el principal motor de confianza que tenían mínimamente el IECM, y, por ejemplo, en materia de instituciones como la iglesia, partidos políticos, organismo electorales y el Ejército, la gente se manifestó a favor de los lugares donde la milicia opera.

Respecto a la confianza que se genera hacia las personas o los círculos más cercanos al individuo, dijeron que el primer núcleo de confianza son las amistades y los vecinos, y luego la familia, lo que revela el nivel de violencia en el cual se vive en el núcleo familiar.

“Estos dos parámetros para mí fue indicativo de que en el tema de confianza es un tema que tenemos que tratar institucionalmente en los mecanismos de participación ciudadana”, preciso.

Huesca Rodríguez indicó que en esta encuesta se destaca tambén lo relacionado con el compromiso con la cultura de la legalidad, pues en la Ciudad de México “salió reprobada”.

Informó que fue muy alto el grupo de personas que confirmó que compraba piratería, tiraba basura en la calle, se saltaba las filas y no regresaba cambio cuando le daban de más, e incluso consumía alimentos en tiendas y no los pagaba.

“Este grupo era entre 15 y 22 por ciento, o sea que era un reflejo de descomposición social de falta de cumplimiento, lo más cercano con el Estado de derecho, y cuando se les preguntó por qué rompían la norma, indicaron que porque perciben las normas como injustas o porque todo mundo lo hace, y otro punto fue porque no pasaba nada”.

Señaló que un reto de las autoridades electorales es rumbo al ejercicio de la participación ciudadana y de la inclusión de la diversidad social, rubro en el que el país ha avanzado pero tiene que ser más, sobre todo en personas en situación de calle y de diversidad sexual.

Indicó que los instrumentos de democracia que tenemos han generado libertades, han generado protección de derechos políticos electorales, pero, no se han hecho cargo por completo de la diversidad social y cultura en la Ciudad de México.

Por su parte, el experto en temas electorales Fernando Velezmoro, indicó que el tema de la desconfianza en las instituciones electorales no es solo en México, ya que en su país también se sufre esta situación.

El secretario general de la Oficina de Procesos Electorales en Perú apuntó que los desafíos que tiene la democracia en América Latina en el tema de la participación ciudadana, pues se tiene una desafección con relación a la política, pues participan de manera reactiva, no participativa.

“El reto de la democracia es poder formalizar, poder institucionalizar esta inquietud, política que tienen los ciudadanos, por lo menos en el Perú, para que no sea solamente una capacidad reactiva, y se quede sin cauce, y sin generar redes que tengan presencia y posibilidad de influir de manera eficaz en las decisiones políticas”, resaltó.

También el experto en materia de observación electoral, integrante de Transparencia Electoral de Colombia, Alexander Vega, destacó que el gran reto y desafío que tienen las formas de participación de la democracia en América Latina, es el no caer en el exceso de la democracia.

Señaló que actualmente en el mundo todo se quiere resolver convocando a la consulta, pero eso tiene sus riesgos, pues reflejo de ello es lo del Bexit, en Reino Unido sobre su salida de la Unión Europea; y en Colombia pasó con el plebiscito que convoco el expresidente Juan Manuel Santos, para consultar el proceso de paz.

-Fin de nota-

 

NTX/ERM/MTG