WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Miércoles 11 de Diciembre 2019
| | |

“Sin la pepena ahora de qué viviremos”

Recolección de basura. Foto: Alberto Ayala

Recolección de basura. Foto: Alberto Ayala

11 de Julio 2017

Norma 024 mermará ingresos de voluntarios de limpia

Recolectores y voluntarios del servicio de limpia temen que sea el fin de su modus vivendi con la entrada en vigor de las nueva norma 024, la cual obliga a la debida separación de la basura en la Ciudad de México.

Entre ellos está Julio, uno de los 10 mil voluntarios de limpia que lleva años subsistiendo de la venta de cartón, papel, fierro y envases de PET que colecta durante sus jornadas de trabajo.

“Sí nos afecta porque como te digo, somos voluntarios, o sea 80 o 90 por ciento de la gente que hacemos las recolecciones o el servicio de limpia somos voluntarios, si ya no nos permitirán juntar lo poco o mucho que sale, pues se va a quedar parado el servicio”, asegura.

Entre las dádivas de la gente y la recolecta que incluso realiza en tiraderos clandestinos, como el de la calle Ammer, en la colonia Pensil de la delegación Miguel Hidalgo, obtiene al día entre 150 y 200 pesos.

“Aquí el voluntario vive de lo que pepena porque no tienen sueldo ni contrato, no tienen nada; entonces lo poco que pepenan es para sus familias”, expuso José Manuel Gallegos, quien sí es trabajador formal y chofer de un camión recolector.

El 8 de julio, el Gobierno capitalino renovó el programa Basura Cero, donde se pide a las personas dividir sus desechos en orgánicos, inorgánicos reciclables, inorgánicos no reciclabes y residuos voluminosos o de manejo especial.

El objetivo a priori es alimentar la planta de termovalorización y el biodigestor que producirán energía para el Metro y la ciudad.

No obstante, esta meta gubernamental representa una seria amenaza para las miles de personas que se dedican al negocio de la basura.

“No es cierto que aquí se gane mucho”. El testimonio de un chatarrero

“Sí nos afectará porque van a cerrar estos depósitos; a dónde vamos a vender, de dónde vamos a generar, ya que somos personas sin trabajo estable ni salario mínimo”, recuerda Víctor Aguilar, pepenador en la colonia Anáhuac.

En los depósitos pagan a personas como Víctor un peso con 20 centavos por kilogramo de papel, 1.50 por el de cartón, 2.20 por el de fierro viejo y 2.50 el de envases de PET.

Según Israel Cervantes, encargado de un depósito en Río San Joaquín y Lago Schiem, 70 por ciento de sus clientes son voluntarios de limpia y el 30 restante, recolectores.

Investigadores señalan que el tratamiento de desechos es un mercado del que dependen más de 250 mil personas, sin embargo, solo está en manos de unas cuantas organizaciones, cuyos líderes ganan más de 300 mil pesos al mes.

Datos:

Alrededor de 80 o 90 por ciento de los recolectores no tienen contrato ni sueldo.

Durante los tres primeros días de la norma 024, en la CDMX se recolectaron alrededor de 700 toneladas de desechos orgánicos más de lo habitual.

El valor de la basura en la CDMX

JCS

Encuentra más notas sobre

Orquidea News