Lunes 24 de Junio 2019
| | |

La historia detrás de esta icónica foto

06 de Septiembre 2018

La imagen se ha hecho viral

La imagen de una joven abrazando el cuerpo ensangrentado de un estudiante el día de la agresión de un grupo de porros en contra de estudiantes universitarios en las inmediaciones de la rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se ha hecho viral.

La foto refleja la otra cara de los estudiantes universitarios, la de la mayoría, “es el reflejo de la humanidad”, señalan los miles de comentarios que junto a ella se pueden leer en cada publicación de redes sociales en la que aparece.

Es verdad, el sitio Huff Post México, narró la historia detrás de esta conmovedora imagen que nos ha demostrado que el amor puede muchas cosas.

Relacionado: El ¡fuera porros! creció con voces de todas las escuelas

El joven estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras que aparece lleno de sangre tirado en el piso se llama José Sebastián Meza, pero sus amigos, esos que conocen su compromiso con las causas sociales, prefieren decirle Joe.

Y para todos ese lunes 3 de septiembre era un día casi normal, a no ser por la presencia de un grupo de compañeros del CCH Azcapotzalco que protestaba pacíficamente para exigir mayor seguridad, luego de salir de clases, decidió invitar a su novia Naomi a escuchar las peticiones de sus compañeros.

Nadie imaginó la tragedia que iba a vivir, en unos instantes se enrareció el ambiente con la llegada de un grupo de cerca de 40 jóvenes que portaban jerseys deportivos con logotipos el escudo de la UNAM, señal inequívoca de su pertenencia a algún grupo porril.

Ver: Cinco poderosas razones para cuidar el prestigio de la UNAM

Entonces comenzó el enfrentamiento, petardos, bombas molotov, los porros hicieron de todo para dispersar la manifestación, y ahí en medio de la confusión, sin saber qué hacer, quedó atrapado Joe y Naomi, quisieron correr pero ya era tarde, fueron interceptados por tres sujetos que comenzaron a agredirlos.

Joel cayó al suelo por la golpiza, entonces alguien sacó un arma blanca y se la clavó en el riñón, y le rebanó la oreja, al verlo su novia así indefenso, se tiró al piso junto a él y lo abrazó convirtiéndose en su escudo, no tenía otra forma de protegerlo, ella siguió siendo golpeada por los porros, pero nunca lo soltó.

 

Pequeña, delgada, pero con el amor y el coraje, con la humanidad de auxiliar a un herido, el acto de grandeza de Naomi fue capturado por el fotógrafo independiente Diego Uriarte, que fue testigo de la valentía de la chica.

Leer: Perdió la mitad de la oreja por los porros

Una vez que la trifulca se calmó, Joel fue atendido por personal del Servicio Médico de la UNAM, sin embargo, debido a la gravedad de las heridas, decidieron trasladarlo a la clínica 8 del IMSS para ser atendido, ahí lo estabilizaron y determinaron necesario su traslado al Centro México, en donde ha sido reportado como grave debido a la herida en el riñón.

El miércoles, Joel fue operado con éxito por segunda ocasión, pero debe permanecer en terapia intensiva, su novia, Naomi, también fue hospitalizada debido a los golpes, “tiene una herida en la cabeza, le fracturaron la nariz y quedó con un esguince en el cuello”, dijo la hermana de Joe en una entrevista concedida a Noticieros Televisa.

Ahí, la también estudiante universitaria exigió justicia porque la agresión a ambos “fue un intento de homicidio”, aseguró.

TE PUEDE INTERESAR:

Encuentra más notas sobre