Sábado 15 de Junio 2019
| | |

Peregrinos de Tenancingo soportan intenso calor para ver a la Guadalupana

STAFF CAPITAL

STAFF CAPITAL

13 de Marzo 2019


Por Mariángel Calderón

México, 13 Mar (Notimex).- El atrio de la Basílica de Guadalupe ostenta coloridas lonas que cubren del intenso Sol a los peregrinos que poco a poco arriban de Tenancingo, Estado de México, en los campamentos improvisados, donde las personas descansan de las largas travesías a pie y en bicicleta para llegar a ver a su Virgen morena.

Senobio Ayala viene de Tonatico, de referida entidad, y pedaleó seis horas para llegar a la Plaza Mariana; los preparativos se hacen con mucho tiempo de antelación para así contar con alimentos y transporte, explicó a Notimex.

“Nos mueve la fe que le tenemos a la Virgen de Guadalupe, viene uno con la devoción, cuentan nuestros papás que siempre han creído en la Virgen de Guadalupe, ellos siempre han venido a verla, ahora nos toca a nosotros”, abundó.

La peregrinación a la Basílica de Guadalupe, la más visitada en el mundo después del Vaticano, considera personas de la región sur de la Diócesis de Tenancingo.

Así, se cuenta con la participación de 13 municipios como Tonatico, Coatepec, Villa Guerrero, Tenancingo y Malinalco, entre otros, que a las 21:00 horas participarán en la Hora Santa, mientras que mañana tendrán una misa que comenzará a las 11:00 horas.

Esta comitiva invierte más o menos unos mil pesos por persona en venir a la Plaza Mariana para estar unos tres días, explicó mientras terminaba un plato de arroz con carnitas.

Sandra tiene 26 años de edad, se resguarda del calor bajo una colorida lona de plástico, ella viene de Zumpahuacán, Estado de México, llegó a pie la madrugada de este miércoles; salió de su localidad desde el sábado pasado, han sido cuatro días caminando, explicó.

Ella descansa en un tendido de muchas cobijas, está agotada por los días de camino; lleva seis años peregrinando para ver a la Virgen morena, este mismo jueves regresa a su localidad al término de la misa, la congregación a la que pertenece absorbe la comida que les dan durante la peregrinación.

Para ella lo más complicado de peregrinar es el acceso a los sanitarios, así como la imposibilidad de poder asearse como lo desearía, aunado a que a veces se encuentra con baños muy sucios.

De acuerdo con información de la Basílica de Guadalupe hasta las 4:00 horas de este miércoles se contabilizaban unos ocho mil peregrinos, sin embargo, muchos de los devotos que esperan en la Plaza Mariana señalan que aún faltan más contingentes.

NTX/MCC/HCM