Capital México
PUBLICIDAD
Domingo 21 de Abril 2019

Domingo 21 de Abril 2019

UnidadInvestigación
| | |

A 100 años de su fundación, mundo laboral impone nuevos retos a la OIT

Foto Capital Media
Autor
|
10 de Abril 2019
|

Ginebra, 10 Abr (Notimex).- A 100 años de su fundación, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) enfrenta retos de nuevo cuño como mejorar el sistema de monitoreo a sus 187 Estados miembros, la regulación del creciente empleo informal y la fórmula para alcanzar la equidad de género.

La OIT, entidad fundada como parte del Tratado de Versalles que puso fin a la Primera Guerra Mundial, es el más antiguo organismo especializado de Naciones Unidas (ONU) a la que se sumó en 1946. Funciona con una estructura tripartita: representantes de trabajadores, empleadores y gobiernos.

A su compromiso original de luchar por la justicia social y el trabajo decente, se suman nuevos desafíos producto de la evolución del mundo laboral en constante movimiento.

Por otro lado, existen retos emergentes surgidos del progreso tecnológico -que incluye inteligencia artificial, automatización y robotización- y el cambio climático, que son factores que están cambiando la función del trabajo, la cantidad y la calidad de los empleos que se crean, así como la relación empleador-empleado.

Para la doctora Kimberly Nolan, profesora e investigadora de tiempo completo de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), uno de los principales desafíos de la OIT es desarrollar los medios para aplicar sus recomendaciones y monitorear el cumplimiento de sus convenciones por parte de los Estados.

En declaraciones a Notimex, la académica sostuvo que es difícil que los Estados cumplan todos sus compromisos, por lo que se necesitan nuevos instrumentos para monitorear a los miembros de la organización, que a su vez deben aceptar las nuevas reglas.

No obstante, Nolan también recordó que hay países que no tienen el suficiente desarrollo para cumplir los mandatos de la OIT y, en algunos casos, deben enfrentar la intervención del sector empresarial, cuyos intereses muchas veces limitan los derechos laborales.

El informe “Perspectivas sociales y del empleo en el mundo 2019”, divulgado por la OIT en febrero pasado, identificó como retos al trabajo informal, la desigualdad de género, la subutilización de la fuerza de trabajo y la pobreza, fenómenos que han crecido en diversas proporciones en distintos países afiliados.

“La persistencia de una alta tasa de informalidad, de desigualdad de género, de subutilización de la fuerza de trabajo y de pobreza laboral, ponen en evidencia la necesidad de redoblar los esfuerzos por aumentar tanto la cantidad como la calidad de los empleos en América Latina y el Caribe”, detalló el reporte.

“Hay más de 150 millones de personas que están ocupadas en condiciones de informalidad en esta región, y alrededor de 20 millones de trabajadores se encuentran en situación de pobreza extrema o moderada”, advirtió el director de la OIT para América Latina y el Caribe, Carlos Rodríguez.

Al respecto, la investigadora de Flacso manifestó durante la entrevista que el resultado de estos fenómenos resulta en la precarización del trabajo, ya que aspectos como la seguridad social deben ser asumidos por el trabajador, que ya de por sí cuenta con ingresos inestables.

Expuso que en las actuales economías está proliferando la llamada “uberización” o los trabajadores independientes (free lance), empleos precarios que no están respaldados con todas las garantías que tienen otros trabajadores, como la seguridad social o la jubilación.

Nolan, autora de artículos académicos y capítulos de libros sobre protección de derechos laborales en el comercio y política laboral en México, dijo que la OIT ha empezado a abordar la situación de los trabajadores free lance en Europa y Estados Unidos.

El objetivo es  regular su situación bajo un esquema de trabajo decente, pero los estudios son incipientes, por lo que apenas hay una respuesta inciíente al problema.

Respecto a la equidad de género, la OIT revela datos contrastantes que indican que la tasa de participación de las mujeres en el mercado laboral fue de 51.7 por ciento en 2018, 25 puntos porcentuales menor a la de los hombres, mientras que la tasa de desempleo fue 2.6 puntos porcentuales mayor.

El informe “Un paso decisivo hacia la igualdad de género: Para un mejor futuro del trabajo para todos”, presentado por la OIT en vísperas del Día Internacional de la Mujer, mostró que cerca de 70 por ciento de una muestra mundial representativa de mujeres dijo que preferiría tener un trabajo remunerado.

La misma OIT ofrece un dato contunente: en 2018 las mujeres contaban con mil 300 millones de puestos de trabajo. Los hombres ocupaban dos mil millones.

Nolan afirmó que aunque hay avances, el tema salta como uno que debe ser abordado por la membresía y en ello la OIT “tiene una perspectiva de género muy clara”.

Pero el mundo laboral también genera temas emergentes globales como la automatización y el cuidado del medio ambiente.

Según el sitio web especializado Equal Times, el progreso tecnológico -que incluye inteligencia artificial, automatización y robotización- y el cambio climático, son factores que están cambiando la función del trabajo, la cantidad y la calidad de los empleos que se crean, así como la relación empleador-empleado.

La investigadora de Flacso opinó que el debate sobre el tema de la automatización todavía no está muy claro, ya que depende de cada sector y de cada país.

Apuntó que en el caso de las grandes compañías internacionales, éstas aplican tecnologías más avanzadas, pero es necesario analizar los sectores y los países, ya que las sociedades no están siendo afectadas de la misma manera.

En materia ambiental, Nolan refirió que no queda claro que la OIT sea el lugar para establecer ese tipo de derechos, por lo que sería un “derecho emergente”.

No obstante, comentó que hay acciones en la materia como el respeto a los derechos de los pueblos indígenas, en lo relativo a la propiedad de la tierra, o la elaboración de nuevas normas para las responsabilidades de las corporaciones transnacionales y para determinar el impacto en el medio ambiente.

Al llegar a su centenario, la OIT ha alcanzado logros, pero aún quedan retos pendientes, pues el mundo del trabajo es cambiante, concluyó la académica.

La OIT fue fundada el 11 de abril de 1919 por 44 Estados con el objetivo de construir una organización internacional para enfrentar desde el mundo laboral los problemas económicos y sociales que el mundo enfrentaba tras el fin de la Primera Guerra Mundial. En la actualidad está conformada por 187 países miembros.

Con motivo de su centésimo aniversario, la entidad organizó un evento denominado “La vuelta al mundo de la OIT en 24 horas”, que comenzará en Suva, la capital de Fiyi, en Oceanía, y continuará por países de Asia, Europa, África y América.

El evento, que incluirá presentaciones sobre el presente y el futuro del trabajo, así como manifestaciones artísticas y pronunciamientos de gobiernos, trabajadores y empleadores de 24 ciudades sede de la OIT, será transmitido este jueves por internet en el siguiente enlace: https://www.ilo.org/100/tour/es.

-Fin de nota-

NTX/I/FHB/SBE/

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Más notas

Ucranianos eligen entre un comediante y su actual presidente [Leer más]

Japón celebra elecciones locales [Leer más]

Mueren 52 personas en ola de atentados en Sri Lanka [Leer más]

Sin Marioni, Pumas se juega la vida ante Cruz Azul [Leer más]

Recomendados