WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Sábado 19 de Octubre 2019
| | |

Corte Penal declara culpable a rebelde del Congo por crímenes de guerra

No disponible

No disponible

08 de Julio 2019


La Haya, 8 Jul (Notimex).- La Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya declaró hoy culpable al ex líder las Fuerzas Patrióticas para la Liberación del Congo (FPLC), Bosco Ntaganda, de 18 cargos de crímenes de guerra y contra la humanidad perpetrados entre 2002 y 2003 en Ituri, en el noreste congoleño.

Los jueces consideraron probado que Ntaganda, conocido con el alias de “Terminator” convirtió a mujeres en esclavas sexuales, reclutó niños soldado e instigó asesinatos cometidos por sus hombres, informó hoy la CPI en su página electrónica.

Robert Fremr, el juez que leyó la sentencia dijo que Ntaganda realizó “al menos tres llamamientos a gente joven” para que se unieran a su milicia, la cual reclutó a niños de menos de 15 años.

El magistrado señaló que los niños “fueron amenazados, sufrieron violencia física y llevaban uniformes que a menudo les quedaban grandes, así como fusiles AK-47”, y al menos tres niñas “sufrieron violaciones de forma repetida”.

La Corte Penal Internacional anunciará en una vista posterior la pena de cárcel que impondrán a Ntaganda, quien podrá apelar la sentencia. La pena máxima en el tribunal de La Haya es de 30 años, aunque puede imponerse la cadena perpetua en casos excepcionales.

La CPI pidió por primera vez en el 2006 la detención del ex rebelde de 46 años, por haber reclutado a niños soldados para las Fuerzas Patrióticas para la Liberación del Congo.

Ntaganda, quien nació en Ruanda en la etnia tutsi huyó al Congo cuando era un adolescente en donde se desempeño como rebelde y soldado tanto en su país de origen como en la nación de acogida.

Fue comandante de las fuerzas que dirigía el general Thomas Lubanga, líder de la Unión de Patriotas Congoleños, y quien en 2012 fue condenado a 14 años de cárcel por forzar a menores de 15 años a luchar entre 2002 y 2003.

El ex rebelde quien desde el 2006 se encontraba fugado en el 2012 integró el grupo rebelde congoleño M23 y un año después se entregó en la Embajada de Estados Unidos en Kigali, Ruanda, y fue trasladado a la Corte Penal, con sede en Holanda.

– Fin de nota-

NTX/I/MMMM//FJ/