www.capitalmexico.com.mx

Jueves 05 de Agosto 2021
Seguimiento de COVID-19 México 05 agosto 2021 · 11:21
2,901,094 Confirmados
2,270,427 Recuperados
242,547 Decesos

Docenas de muertos en bombardeo en Tigray, Etiopía

Docenas de muertos en bombardeo en Tigray, Etiopía
 

Agencias humanitarias advirtieron este mes que 350.000 personas en Tigray afrontan un riesgo de hambruna. Trabajadores humanitarios han dicho que los soldados les han impedido a menudo acceder a partes de la región.


NAIROBI, Kenia (AP) — Un ataque aéreo en la región etíope de Tigray golpeó un bullicioso mercado rural el martes, según trabajadores sanitarios, y los soldados impidieron que los equipos médicos viajaran al lugar. Docenas de personas murieron, según los sanitarios y un exvecino del lugar que citó a testigos del ataque.

Dos médicos y una enfermera en la capital regional, Mekele, dijeron a The Associated Press que no podían confirmar el número de muertos, aunque un médico dijo que los trabajadores sanitarios presentes reportaron “más de 80 muertes civiles”. Hablaron bajo condición de anonimato por temor a represalias.

El supuesto ataque en Togoga se produjo en medio de un recrudecimiento de los combates, en un conflicto que comenzó en noviembre.

Una vocera del primer ministro etíope no respondió en un primer momento a una petición de comentarios.

Pacientes heridos que recibían atención el hospital Ayder de Mekele dijeron al personal sanitario que un avión había dejado caer una bomba sobre el mercado de Togoga. Entre los seis pacientes había un niño de 2 años con “trauma abdominal” y otro de seis años, dijo la enfermera. Un bebé falleció en el camino después de que la ambulancia que le trasladaba se viera bloqueada durante dos horas, añadió.

Hailu Kebede, responsable de asuntos exteriores del partido opositor Salsay Woyane Tigray, y originario de Togoga, dijo a AP que un testigo que había huido tras el ataque dijo haber contado más de 30 cuerpos, y que otros testigos informaron de más de 50 muertos.

“Fue espantoso”, dijo a AP un cooperante de una organización humanitaria internacional, que dijo haber hablado con un colega y otras personas en el lugar. “No sabemos si los aviones venían de Etiopía o Eritrea. Aún siguen buscando cuerpos a mano. Más de 50 personas murieron, quizá más”.

El martes por la tarde, varios soldados obligaron a dar la vuelta cerca de Tukul a una caravana de ambulancias que intentaba llegar a Togoga, unos 25 kilómetros (15 millas) al oeste de Mekele, según trabajadores sanitarios. Otras ambulancias fueron obligadas a dar la vuelta ese día y el miércoles por la mañana, aunque un grupo de trabajadores sanitarios llegó al lugar el martes por la noche por otra ruta.

Esos trabajadores atendían a 40 heridos, pero dijeron a sus colegas en Mekele que el número de heridas probablemente era mayor porque algunas personas habían huido tras el ataque. Cinco de los heridos necesitaban cirugías de urgencia pero los sanitarios no podían evacuarlos, señalaron.

“Lo hemos pedido, pero momento no hemos conseguido permiso para ir, de modo que no sabemos cuánta gente ha muerto”, dijo uno de los médicos en Mekele.

Otro médico dijo que la ambulancia de Cruz Roja en la que iba el martes para intentar llegar al lugar del ataque recibió dos disparos de soldados etíopes, que retuvieron a su equipo durante 45 minutos antes de obligarles a volver a Mekele.

“No nos permiten ir”, dijo. “Nos dijeron que quien vaya está ayudando a las tropas del TPLF”.

TPLF son las siglas en inglés del Frente de Liberación Popular de Tigray, que gobernaba la región hasta que fue expulsado en noviembre por una ofensiva del gobierno. Los combates posteriores han dejado miles de muertos y más de dos millones de desplazados.

Aunque Naciones Unidas ha dicho que todos los bandos han sido acusados de abusos, los testigos han acusado de forma reiterada a soldados etíopes y eritreos de saquear y destruir centros de salud en la región de Tigray, así como de impedir que los civiles accedan a atención médica.

Agencias humanitarias advirtieron este mes que 350.000 personas en Tigray afrontan un riesgo de hambruna. Trabajadores humanitarios han dicho que los soldados les han impedido a menudo acceder a partes de la región.

El gobierno del primer ministro, Abiy Ahmed, dice que casi ha derrotado a los rebeldes. Pero fuerzas leales al TPLF anunciaron hace poco una ofensiva en zonas de Tigray y se han atribuido una serie de victorias.