WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Domingo 15 de Septiembre 2019
| | |

Exfiscal y candidata espera condiciones para volver a Guatemala

No disponible

No disponible

24 de Marzo 2019


San Salvador, 24 Mar (Notimex).- La exfiscal general de Guatemala y candidata presidencial por el partido Movimiento Semilla, Thelma Aldana, quien se encuentra en El Salvador, anunció que sólo retornará a su país cuando haya condiciones para hacerlo de manera segura.

En una entrevista para el diario electrónico salvadoreño El Faro, Aldana dijo que enfrenta un escenario turbulento ante una serie de factores, que incluyen la precariedad de su propia candidatura a la presidencia, torpedeada por más de 70 recursos de nulidad y los riesgos para su propia seguridad personal.

Aldana enfrenta además una orden de captura por una acusación de supuestas contrataciones irregulares en su paso por el Ministerio Público, aunque la ley electoral en Guatemala otorga inmunidad a los candidatos inscritos, pero negó que haya viajado para evadir una detención.

En este momento “no están dadas las condiciones de seguridad que necesito (para regresar a Guatemala), porque donde estoy hospedada hemos visto vehículos con placas guatemaltecas, con agentes encubiertos, y también personas han tomado fotografías de nosotros”, explicó.

“Estimo entonces que no están dadas las condiciones en este momento. Tengo medidas de seguridad por amenazas de muerte, brindadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por el riesgo que corro”, indicó, por lo que esperará “prudentemente uno o dos días y vuelvo a Guatemala”.

La exfiscal, conocida por haber llevado a proceso al expresidente Otto Pérez Molina e investigado al actual mandatario Jimmy Morales, apuntó que las demandas en su contra carecen de sustento y tratan de bloquear su candidatura.

Aldana asumió como fiscal en Guatemala en 2014, y se convirtió en mano derecha de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG), auspiciada por Naciones Unidas, un cargo desde el cual procesó y envió a la cárcel al expresidente Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti.

La candidata, que dejó la fiscalía a mediados de 2018, califica de “alianza criminal” a las élites políticas y económicas vinculadas con la corrupción, y acusó al actual presidente Morales por presunto financiamiento ilegal, y lo señala de pertenecer a un “pacto de corruptos”.

La exfiscal afirmó que afronta las acusaciones “con mucha tranquilidad. Tengo mi conciencia súper tranquila. Sé a lo que me estoy enfrentando, conozco cómo opera el pacto de corruptos en el país y estoy consciente que me corresponde, porque así lo decidí, luchar por el partido político Movimiento Semilla”.

Agregó que está convencida de que “la vieja política de Guatemala está colapsada, ya no sirve”, porqu”e los partidos han sido responsables del sistema de corrupción y de impunidad en el que vive” Guatemala.

Estimó que son cuerpos ilegales y aparatos clandestinos de seguridad los que están controlando el gobierno, y subrayó que fue el propio Estado guatemalteco el que pidió el apoyo de la ONU mediante la CICIG, que ahora el presidente Morales trata de expulsa desacatando órdenes de la Corte de Constitucionalidad.

Se pronunció por una CICIG “fortalecida, renovada. Tenemos que revisar, claro, su actuación para mejorar, fortalecerla, y en cuatro años posiblemente decir que Guatemala ya no necesita la CICIG porque ya tenemos instituciones fortalecidas”.

Aldana acusó además al gobierno de desarticular a la Policía Nacional Civil, “que tanto esfuerzo costó para convertirse en una institución profesional, técnica”, pero “el gobierno la ha desarticulado y echó marcha atrás en todos los avances”.

NTX/I/RCJ/SBR