Capital México

Mundo

Gobierno argentino niega acoso

El jefe de Gabinete de Argentina, Marcos Peña, rechazó que el gobierno del presidente Mauricio Macri realice una persecución política en contra de la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner.

“Ella está demasiado acostumbrada a las operaciones mediáticas y judiciales del poder, pero nosotros no somos así”, aseguró el funcionario después de que la expresidenta denunció que los procesos judiciales en contra de ella y de su familia son impulsados por el primer mandatario argentino.

Marcos Peña aseguró que en el gobierno “no nos dedicamos ni a perseguir a la madre, ni a ella, ni a la hija, nos dedicamos a gobernar y a construir para el futuro de Argentina”.

También explicó que lo único que han hecho hasta ahora es colaborar con la justicia, proporcionándoles informes a los jueces sobre las causas en las que investigan a la expresidenta y a sus familiares.

“Nos interesa que el Estado sea transparente y si alguien hizo algo mal, que se aclare y se sepa quién es el responsable”, dijo.

La víspera, Fernández de Kirchner defendió a su mamá después de que fuera denunciada judicialmente y responsabilizó a Macri de la acusación.

“Macri, mi mamá (Ofelia Wilhem) tiene 87 años y hace más de 50 que vive con mi hermana en el mismo barrio y en la misma casa, que es su único patrimonio”, escribió la exmandataria en las redes sociales.

Fernández de Kirchner publicó estas líneas después de que Elisa Carrió, denunciara a Wilhem por de haber recibido cuatro millones de dólares de recursos públicos para distribuir correos, aunque en realidad no podía cumplir con esa tarea.

Salir de la versión móvil