WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Domingo 15 de Diciembre 2019
| | |

Haití, a un paso de una crisis alimentaria

Crisis alimentaria. Foto: Reuters

Crisis alimentaria. Foto: Reuters

25 de Octubre 2016

Cosechas y almacenes de comida fueron arrasados por Matthew

Alrededor de 1.4 millones de haitianos necesitan asistencia alimentaria tras el paso del huracán Matthew y más de la mitad de la población, 800 mil personas, requieren ayuda alimentaria urgente, según una evaluación de emergencia, informó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En el marco de los festejos por el aniversario 71 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el informe confirmó la necesidad urgente de proveer asistencia alimentaria inmediata.

El reporte fue elaborado por el gobierno de Haití en conjunto con la Coordinadora Nacional de Seguridad Alimentaria (CNSA), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la FAO durante la semana posterior al paso del huracán.

El informe destacó que en el departamento de Grande-Anse todos los sembrados quedaron prácticamente arrasados, los almacenes de alimentos sufrieron serios daños, y la disponibilidad de productos locales se redujo a frutas de los árboles. Cerca del 50 por ciento del ganado se perdió en algunas zonas del departamento.

En la costa sur de Haití las actividades de pesca continúan paralizadas porque las inundaciones se llevaron redes, trampas, botes y motores.

Los ingresos que las familias pueden usar para comprar comida en esas regiones son casi inexistentes.

Al mismo tiempo, en el departamento de Sud se perdió casi la totalidad de los cultivos de subsistencia. Casi el 90 por ciento del bosque y de los árboles frutales fue dañado y el 10 por ciento restante probablemente no tendrá producción esta temporada.

“Los productos locales escasearán en los mercados muy pronto y necesitamos más fondos para continuar la distribución de alimentos para ayudar a las ocho mil personas que necesitan asistencia alimentaria (en el departamento) de forma absolutamente urgente”, afirmó Miguel Barreto, director regional del Programa Mundial de Alimentos en América Latina y el Caribe.

“La temporada de siembra de invierno se acerca rápidamente. Los productores agrícolas lo han perdido todo. Si no actuamos ahora para proporcionarles los granos, fertilizantes y otros materiales que necesitan, no podrán sembrar”, dijo el representante de la FAO en Haití, Nathanaël Hisamunda.

Pero según la evaluación, Sud y Grande-Anse no son los únicos departamentos afectados.

En Nippes las comunidades de Petit-Trou-de-Nippes, Baradères, Grand-Boucan, Plaisance-du-Sud, Asile y Petite-Rivière-de-Nippes se vieron gravemente afectadas, pues casi el 80 por ciento de los cultivos fueron destruidos.

En el departamento de Artibonite, Anse-Rouge fue la ciudad que recibió el mayor golpe.

Mientras que al noroeste, las cuatro municipalidades que conforman el distrito del Topo de San Nicolás Mole (Bahía de Henne, Bombardopolis, Jean Rabel y Topo de San Nicolás Mole) también se vieron afectadas.

Encuentra más notas sobre

Orquidea News