WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Lunes 18 de Noviembre 2019
| | |

Iglesia polaca admite lucha insuficiente contra pederastia

AP Photo,Dos personas caminan frente a la Iglesia de la Divina Providencia el 13 de mayo de 2019, en Varsovia, Polonia. (AP Foto/Czarek Sokolowski)

AP Photo,Dos personas caminan frente a la Iglesia de la Divina Providencia el 13 de mayo de 2019, en Varsovia, Polonia. (AP Foto/Czarek Sokolowski)

25 de Mayo 2019


VARSOVIA (AP) — Los obispos polacos reconocieron el miércoles que no han hecho lo suficiente para prevenir el abuso clerical de menores de edad y dijeron que “no hay palabras” para describir su vergüenza por los escándalos sexuales en los que hay sacerdotes involucrados.

El reconocimiento se produjo en momentos en que Polonia, donde las tradiciones y la fe católica siguen siendo fuertes, lidia con el problema de los abusos en el seno de la Iglesia.

El tema resurgió con el documental polaco “No se lo digas a nadie”, que incluye testimonios de víctimas, sacerdotes que admiten sus delitos y pruebas de que la iglesia _incluso recientemente_ trasladó a curas abusadores de una parroquia a otra, lo que les permitió tener contacto con niños.

“No hay palabras para expresar nuestra vergüenza por los escándalos sexuales que involucran a clérigos”, dijo la Conferencia Episcopal Polaca en una declaración. El mensaje se leerá en todas las iglesias polacas el domingo próximo.

Los escándalos “exigen una condena total y que se tomen medidas severas contra los delincuentes y las personas que encubren tales acciones”, agregó el mensaje.

“Admitimos que como pastores de la Iglesia no hicimos todo lo posible para evitar el daño”, añadió.

El máximo representante de la Iglesia católica polaca, el arzobispo Wojciech Polak, dijo a los periodistas en Varsovia que los obispos comenzaron a trabajar en una respuesta “sistémica” al problema del abuso por parte de algunos clérigos y en los casos expuestos por el documental.

Polak admitió que el documental los impulsó a tomar acciones. “La película, al tener en cuenta la perspectiva de las víctimas, nos hizo conscientes de la enormidad de su sufrimiento”, dijeron los obispos en su declaración.

La respuesta incluirá la creación de un sistema profesional que permita denunciar los casos de abuso y ofrecer a las víctimas asesoramiento legal y psicológico. Las medidas preventivas incluirán la educación de los clérigos, con el objetivo de hacer el ambiente de la Iglesia más seguro para los niños, según el padre Piotr Studnicki, quien habló sobre las decisiones tomadas.

La Iglesia polaca ha dicho desde hace años que está luchando con seriedad contra la pederastia y otros abusos pero muchos críticos señalan el pequeño número de sacerdotes que han sido castigados o a los que se les ha permitido evadir sanciones, como pruebas de que la Iglesia continúa encubriendo el problema.

Orquidea News