www.capitalmexico.com.mx
Domingo 28 de Noviembre 2021
Seguimiento de COVID-19 México 28 noviembre 2021 · 19:22
3,882,792 Confirmados
293,859 Decesos

La estatua del esclavista Colston provoca una tormenta política en Reino Unido

 

En Londres, las estatuas del ex primer ministro, Winston Churchill, y la de Gandhi fueron objetivo de las protestas, vandalizadas con mensajes reivindicativos


Una medida que el Ayuntamiento de Londres ha tomado para calmar la tensión tras las protestas raciales del movimiento Black Lives Matter en Reino Unido por la muerte del estadounidense George Floyd el pasado 25 de mayo en Minneapolis. La capital británica ya ha dado un primer paso: este martes una grúa ha retirado la estatua del comerciante escocés y propietario de esclavos Robert Milligan, que estaba en frente del Museo de Docklands, cerca del río Támesis.

El pasado domingo, un grupo de manifestantes derribó en Bristol la estatua de Edward Colston, un comerciante de esclavos del siglo XVII. El monumento de bronce, levantado en 1895, acabó siendo arrojado al río y más de 30 personas, detenidas.

En Londres, las estatuas del ex primer ministro, Winston Churchill, y la de Gandhi fueron objetivo de las protestas, vandalizadas con mensajes reivindicativos. A los pies de la estatua de Churchill, en la plaza del Parlamento, los manifestantes escribieron las palabras “era un racista”. Una estatua que la policía custodia, desde entonces, día y noche.

El domingo, manifestantes en Brístol arrancaron una estatua del comerciante de esclavos negros Edward Colston de su pedestal y posteriormente, cuando estaba en el suelo, fue pisoteada, según videos compartidos por medios británicos.

Después la arrastraron por la ciudad portuaria y la echaron, rociada con pintura roja, al río Avon, bajo gritos de alegría.

https://twitter.com/willwantwrites/status/1269653693131087873?s=20

Al grito de Rhodes must fall (Rhodes debe caer), decenas de manifestantes han amenazado este martes con derribar, con sus propias manos, la estatua del imperialista Cecil Rhodes en la fachada del Oriol College, en la ciudad universitaria de Oxford. Miles de estudiantes y ahora 26 concejales del ayuntamiento, más de la mitad, llevan años reclamando la retirada del monumento porque lo consideran “incompatible con el compromiso de la ciudad con el antirracismo”. “Nadie va a sentir su pérdida”, dijo el alcalde de la ciudad, Mavin Rees, hijo de un inmigrante jamaicano.

Rhodes representa la supremacía blanca: jugó un papel dominante en el sur de África a fines del siglo XIX y se hizo millonario gracias a las minas de diamantes. Asesinó a miles de personas y dos países de entonces llevaron su apellido: Rhodesia del Norte y del Sur. Su legado continúa financiando becas que llevan su nombre, permitiendo que estudiantes extranjeros vengan a la Universidad de Oxford; entre ellos el ex presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton.