WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Sábado 26 de Septiembre 2020
| | |

Maduro anuncia acción judicial contra directiva del Congreso

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Foto: AP

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Foto: AP

31 de Mayo 2016

Esto por considerar que usurparon funciones del mandatario en las relaciones internacionales

CARACAS, Venezuela.- El presidente venezolano Nicolás Maduro anunció el martes que emprenderá una demanda judicial contra los directivos de la Asamblea Nacional, que controla la oposición, por considerar que usurparon funciones del mandatario en las relaciones internacionales e incurrir en “traición a la patria” al promover la aplicación de la Carta Democrática contra Venezuela en la OEA.

La iniciativa anunciada por Maduro ha sido en respuesta a la decisión del secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA, Luis Almagro, de convocar a una sesión urgente del Consejo Permanente del órgano hemisférico para analizar si Venezuela ha sufrido una alteración del orden constitucional.

El gobernante dijo que presentará el miércoles una demanda y un recurso de amparo “inmediato” contra la directiva del órgano legislativo por “usurpar funciones constitucionales exclusivas del presidente”, y por “traición a la patria”. El mandatario no precisó en cual instancia judicial presentaría la acción, y solo indicó que ejercería la demanda a través de la Cancillería y la Procuraduría.

Durante un acto con miles de seguidores en el palacio presidencial, Maduro afirmó que emprenderá un “juicio histórico” contra la directiva de la Asamblea Nacional porque “pretenden ir a pedir la intervención de Venezuela en organismos internacionales traicionando la patria, y sin tener facultades constitucionales para representar a la República”.

Maduro criticó con dureza al secretario general de la OEA al que señaló de usurpar funciones y de pretender convertirse en un “poder supranacional” por encima de la Carta de la OEA y de la constitución venezolana, que sostuvo que es la “única ley” que reconoce su gobierno.

“Hoy el señor Almagro ha presentado un documento pidiendo que se intervenga Venezuela desde el exterior y se nos aplique una entelequia llamada la Carta Democrática para abrirle las puertas a una intervención gringa en Venezuela”, afirmó el mandatario al asegurar que “han pasado más allá del límite y ellos creen que el pueblo venezolano se va a intimidar”.

Maduro llamó a los venezolanos a una “rebelión nacional” para enfrentar las “amenazas internacionales”.

En una carta dirigida al embajador argentino Juan Arcuri, presidente rotativo del Consejo Permanente, y publicada el martes en el sitio web de la OEA, Almagro solicitó que la reunión tenga lugar entre el 10 y el 20 de junio invocando el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana.

“En la situación actual que vive Venezuela, luego del análisis de los hechos realizado, no se puede más que concluir que estamos ante alteraciones graves al orden democrático, tal como se ha definido en numerosos instrumentos regionales y subregionales”, escribió Almagro en su informe de 132 páginas.

El periodo propuesto por Almagro abarca la Asamblea General, máxima instancia de la organización, que tendrá lugar en Santo Domingo del 13 al 15 de junio.

El artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana autoriza a cualquier estado miembro o al secretario general a convocar al Consejo Permanente en caso de que “en un estado miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático”.

El Consejo Permanente tendría la autoridad de convocar a un periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General, la cual podría suspender a ese país de la OEA con el voto afirmativo de los dos tercios de los 34 estados miembros.

The Associated Press solicitó el martes un comentario a la embajada venezolana, sin obtenerlo de inmediato.

Maduro respondió con insultos hacia Almagro y durante una concentración con miles de seguidores en el palacio de gobierno agregó que “a Venezuela se respeta, y a Venezuela nadie le va aplicar ninguna carta llamada como cualquier tipo quieran llamarla”.

El gobierno de Maduro convocó a una marcha en la capital el miércoles para rechazar el “intervencionismo extranjero” a través de la invocación de la Carta Democrática Interamericana.

Caracas ha acusado a Almagro de perder legitimidad como mediador en la crisis venezolana al parcializarse a favor de la oposición venezolana.

Argentina convocó a una sesión extraordinaria del Consejo Permanente para debatir el miércoles un proyecto de declaración sobre la situación actual en Venezuela.

El texto de un párrafo que presentará Argentina sostiene que la OEA ofrece sus gestiones a Venezuela “a fin de identificar, de común acuerdo, algún curso de acción que coadyuve, mediante un diálogo abierto e incluyente con todos los actores políticos y sociales, a la búsqueda de soluciones frente a la difícil situación que atraviesa dicho país”.

Ya Paraguay había pedido la semana pasada una reunión urgente de los cancilleres de los países que integran el Mercosur para analizar la situación en Venezuela. Sin embargo, el canciller paraguayo Eladio Loizaga dijo el martes en conferencia de prensa en Asunción que su gobierno ha resuelto “momentáneamente apartarnos de cualquier reunión regional debido a la demora de Uruguay para atender el pedido paraguayo de convocar a los cancilleres del Mercosur”.

Expresó su “sorpresa” porque el secretario de otro organismo regional como Unasur, el colombiano Ernesto Samper, “realizó acciones unilaterales. Paraguay pedirá explicaciones a Samper”, agregó.

Almagro decidió convocar la sesión urgente tras recibir en abril a una delegación de congresistas opositores venezolanos, quienes le pidieron evaluar el mecanismo más apropiado de intervenir ante lo que calificaron como intentos del ejecutivo venezolano para entorpecer el funcionamiento de la Asamblea Nacional.

Las tensiones políticas aumentan en la nación sudamericana mientras los venezolanos siguen agobiados por una galopante inflación, que se estima podría llegar este año a 720%, graves problemas de escasez de alimentos, medicinas y productos básicos y una recesión económica que tiende a complicarse por la caída del precio del petróleo, que representa 96% de los ingresos que recibe el país por exportaciones.

Almagro formuló su solicitud después de que ex presidentes iberoamericanos se reunieron por separado con líderes oficialistas y opositores venezolanos el pasado fin de semana en República Dominicana, como parte de una iniciativa impulsada por Unasur.

MASR

Más notas sobre