www.capitalmexico.com.mx
Viernes 20 de Mayo 2022

Más datos contra Macri y Fernández

 

Página 12 amplió pesquisas de “Papeles de Panamá”


El actual presidente de Argentina, Mauricio Macri, y su antecesora, Cristina Fernández de Kirchner, quedaron envueltos en nuevas sospechas de irregularidades en sus manejos financieros.

Durante el fin de semana, investigaciones periodísticas ampliaron información sobre casos que afectan la credibilidad de los dos dirigentes políticos más importantes del país sudamericano.

En el caso de Macri, el diario Página 12 reveló nuevas pistas sobre las operaciones de Fleg Trading, una de las empresas offshore en las que el presidente figuraba como director y que fue descubierta gracias a la investigación global “Papeles de Panamá”.

Cuando estalló el escándalo, Macri comenzó a ser investigado por la justicia argentina, que deberá determinar si el mandatario ocultó su participación en sociedades formadas en paraísos fiscales, mecanismo usual para lavar dinero o evadir impuestos.

Los “Papeles de Panamá”, que indagó sobre los clientes de la firma panameña Mossack Fonseca, revelaron en marzo pasado que Macri encabezaba el directorio de Fleg Trading y de Kagemusha, dos sociedades offshore.

Ahora, según Página 12, diario cercano al kirchnerismo y opositor al macrismo, se descubrieron tres empresas más vinculadas a Fleg Trading en Brasil (Itron, Martex do Sul y Mega Consultoría Servicios e Participacoe), con inversiones superiores a los ocho millones de dólares.

Los movimientos son llamativos, porque Macri aseguró que Fleg Trading nunca había tenido operaciones, lo que ya se demostró que es falso.

En el caso de Fernández de Kirchner, el programa Periodismo para Todos denunció que la expresidenta ocultó transferencias por 492 millones de dólares realizadas por 21 personajes y sociedades comerciales investigadas por lavado de dinero o corrupción.

Las operaciones, supuestamente vinculadas a negocios de la familia Kirchner, fueron reveladas por seis bancos de Estados Unidos en el marco del litigio que el gobierno del país mantuvo con fondos “buitres” que ganaron fortunas al especular con la deuda argentina.