www.capitalmexico.com.mx
Miércoles 22 de Septiembre 2021
Seguimiento de COVID-19 México 21 septiembre 2021 · 23:21
3,573,044 Confirmados
271,765 Decesos

Olaf se vuelve huracán rumbo a resort mexicano de Los Cabos

Olaf se vuelve huracán rumbo a resort mexicano de Los Cabos
Imagen de satélite facilitada por la National Oceanic y Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés) en la que aparece el huracán Olaf frente a la costa mexicana al Pacífico mientras su ojo se acerca al balneario mexicano de Los Cabos, en la punta de la península de Baja California, el jueves 9 de septiembre de 2021, siendo las 10:30am ET. (NOAA/NESDIS/STAR GOES vía AP)  

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos prevé que los vientos de Olaf sigan ganando fuerza a medida que se aproxima a la costa.


CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Olaf cobró fuerza y pasó el jueves de tormenta tropical a huracán mientras se dirige al centro turístico de Los Cabos, en el extremo sur de la península de Baja California, México.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos informó que podría haber condiciones de huracán en el área durante la noche tras paso de Olaf.

Al promediar la mañana del jueves, el vórtice de Olaf se encontraba a unos 250 kilómetros (155 millas) al sureste de Cabo San Lucas con vientos máximos sostenidos de 120 km/h (75 mph).

Olaf se movía con dirección norte-noroeste a 11 km/h (7 mph).

Los vientos con fuerza de huracán se extendían hasta 55 kilómetros (35 millas) del ojo del meteoro y los vientos con fuerza de tormenta tropical hasta 185 kilómetros (115 millas).

El Centro prevé que los vientos de Olaf sigan ganando fuerza a medida que se aproxima a la costa.

Dijo esperar que los vientos con fuerza de tormenta tropical comenzarán a golpear la punta de la península por la tarde o la noche, lo que dificultaría los preparativos de los residentes de la zona.

Se espera que el meteoro arroje entre 7,5 y 15 centímetros (de tres a seis pulgadas) de lluvia en la zona sur de la península, con hasta 25 centímetros (10 pulgadas) en puntos aislados, lo que generará el riesgo de inundaciones repentinas y aludes.