Lunes 19 de Agosto 2019
| | |

Partidos árabes de Israel formalizan fusión ante elecciones

AP Photo, Ayman Odeh,Ayman Odeh, jefe del partido Hadash, vota en las elecciones el 17 de marzo de 2015 en Haifa. Hadash se alió con tres partidos políticos árabes de Israel de cara a las elecciones de septiembre de 2019. (AP Foto/Mahmoud Illean, Archivo)

AP Photo, Ayman Odeh,Ayman Odeh, jefe del partido Hadash, vota en las elecciones el 17 de marzo de 2015 en Haifa. Hadash se alió con tres partidos políticos árabes de Israel de cara a las elecciones de septiembre de 2019. (AP Foto/Mahmoud Illean, Archivo)

29 de Julio 2019


JERUSALÉN (AP) — Los cuatro partidos políticos árabes de Israel formalizaron una fusión el lunes de cara a las elecciones de septiembre, con la esperanza de aumentar la participación entre la minoría que constituye una quinta parte de la población del país.

El partido nacionalista palestino Balad anunció el domingo que se uniría a una Lista Conjunta de partidos árabes, meses después de que luchas internas fragmentaran la alianza política.

Ayman Odeh, líder del partido Hadash, dijo el lunes que ahora que los partidos se han unido podrán abordar el “gran desafío” que enfrenta la minoría árabe del país.

La población árabe de Israel consiste principalmente en palestinos que permanecieron en Israel después de su creación en 1948 y sus descendientes. Tienen ciudadanía israelí pero se identifican en gran medida con los palestinos y se han quejan de discriminación.

Sondeos israelíes publicados la semana pasada proyectaron que la Lista Conjunta podría convertirse en el tercer partido más grande en la Knéset, el Parlamento de Israel, después de las elecciones del 17 de septiembre.

Las cuatro facciones se unieron por primera vez en 2015 y obtuvieron 13 escaños en la Knéset de 120 asientos. Pero las luchas internas más tarde dividieron la Lista Conjunta en dos partidos, que solo ganaron un total de 10 escaños en medio de una baja participación árabe en las elecciones de abril. Alrededor del 49% de los árabes votaron, en comparación con el 64% en las elecciones de 2015.

Israel enfrenta una elección repetida sin precedentes en septiembre porque el primer ministro Benjamin Netanyahu no pudo formar un gobierno de coalición mayoritario. Su partido Likud adelantó un proyecto de ley para disolver el Parlamento, lo que causó las elecciones.