www.capitalmexico.com.mx
Miércoles 01 de Diciembre 2021
Seguimiento de COVID-19 México 01 diciembre 2021 · 01:22
3,887,873 Confirmados
294,246 Decesos

Tirador de Dallas planeaba más ataques

 

La existencia de los planes fue descubierta en la revisión de una computadora personal y un diario


Micah Xavier Johnson, responsable de la peor emboscada contra la policía de Dallas en la historia del país, preparó la masacre antes de las muertes de dos afroamericanos y tenía planes de ataques de “efectos devastadores” adicionales, reveló ayer el jefe de la policía de Dallas, David Brown.

“Estamos convencidos de que el sujeto tenía otros planes y pensó que lo que estaba haciendo era correcto”, señaló en una entrevista con la cadena CNN.

La existencia de los planes fue descubierta en la revisión de la computadora personal y de un diario encontrado en su casa en Mesquite, Texas.

“La búsqueda nos conduce a pensar, con base en evidencias de materiales para la fabricación de armas y de un diario, que el sujeto había estado practicando detonación de explosivos y que el material era lo suficientemente grande para tener efectos devastadores a lo largo de nuestra ciudad y de esta área de Texas”, explicó Brown.

En opinión del jefe de la policía de Dallas, las muertes de los afroamericanos Alton Sterling y Philando Castile precipitaron el ataque en el que causó la muerte de cinco agentes y heridas a otros siete, así como a dos civiles, pero los planes de ataques del ex soldado habían existido con anterioridad. Johnson trabajó como carpintero y especialista en albañilería en la Reserva del Ejército de marzo de 2009 hasta abril de 2015, pero se desempeñó un período de servicio como soldado activo en Afganistán entre noviembre de 2013 y julio de 2014.

El exsoldado utilizó un rifle de largo alcance de calibre .223, aunque se desconoce si fue adiestrado en el ejército para su uso.

DEBATE

La decisión de utilizar un robot para abatir a un hombre que amenazaba a varios agentes, en Dallas, reactivó el debate acerca de la creciente militarización de la policía y el uso de la fuerza a través de aparatos de control remoto.