Miércoles 17 de Julio 2019
| | |

Demócratas dominan el Congreso, pero pierde en el Senado

STAFF CAPITAL

STAFF CAPITAL

07 de Noviembre 2018

El Partido Republicano logró mantener la mayoría en el Senado pero perdió varios escaños en la Cámara baja

Los Demócratas, que rompieron la hegemonía Republicana en la cámara baja iniciada con la revolución del Tea Party en 2010, arrebataron más de dos docenas de escaños a sus rivales en todo el país para sumar las 219 bancas que le otorgan la mayoría, de las 435 que fueron disputadas; el Partido Republicano ser habría llevado 193.

El Partido Republicano retuvo el control del Senado con poco suspenso el martes luego de derrotar a senadores demócratas en Indiana, Dakota del Norte y Missouri, concediendo una victoria al presidente Donald Trump al garantizar que la cámara será la guardiana de su agenda conservadora durante dos años más. En total, 51 escaños se pintaron de rojo, mientras que 43 se tornaron de azul y dos más Maine y Vermont, fueron para los independientes Angus King y Bernie Sanders, respectivamente.

De las 36 elecciones para gobernador, los Demócratas ganaron en 22 estados, mientras que los demócratas obtuvieron el triunfo en 25. De los cuatro estados que comparten frontera con México, Texas y Arizona fueron ganador por los republicanos mientras que Nuevo México y California fue para los demócratas.

Trump califica de exitosas las elecciones intermedias

Pese a que el Partido Republicano no logró hacerse con más escaños en la Cámara de Representantes, el presidente Donald Trump celebró los resultados de la elección al calificarlas como una gran victoria.

Trump, quien intensificó sus actos de campaña en las últimas semanas previo a la elección para apoyar a diversos candidatos de su partido, dijo a través de su cuenta de Twitter que la de ayer fue una gran victoria a pesar de la presión hostil de los medios de comunicación.

Trump permaneció en silencio durante gran parte de una noche electoral en la que su partido conservó el dominio en el Senado y los demócratas se hicieron con el control de la cámara baja. El presidente Trump conversó telefónicamente con la líder demócrata en la Cámara, Nancy Pelosi, una conversación que, según su oficina, incluyó una felicitación y un guiño a su apuesta por el bipartidismo.

Consideradas ampliamente como un referéndum a la presidencia de Trump, las elecciones del martes arrojaron un resultado dividido que reveló profundas tensiones entre el electorado estadounidense, un distanciamiento que podría aumentar fácilmente en dos años de reparto de poder. La agresiva campaña de Trump, que surtió efecto en algunas victorias clave, sugiere que el mandatario seguirá confiando en la confrontación.

La victoria demócrata en la Cámara les da capacidad de iniciar investigaciones contra el presidente y obstaculizar su agenda.

La vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, minimizó los posibles logros demócratas.

“Quizás haya una ola, pero no creo que haya una oleada azul”, dijo a reporteros, resaltando algunas victorias republicanas tempranas.

Sobre el hecho de que los republicanos mantengan el control del Senado, la portavoz señaló que era “un gran momento y una victoria para el presidente”.

Te recomendamos: Demócratas y Republicanos se dividen el Congreso de EU

Encuentra más notas sobre