www.capitalmexico.com.mx
Lunes 27 de Septiembre 2021
Seguimiento de COVID-19 México 27 septiembre 2021 · 17:21
3,632,800 Confirmados
275,450 Decesos

2017, peor año en inseguridad

 

Las ejecuciones incrementaron 53% en en comparación con 2016


El director del Semáforo Delictivo Nacional, Santiago Roel, aseguró que 2017 es el peor año de la historia en materia de seguridad, ya que se han registrado 13 mil 513 ejecuciones por parte del crimen organizado.

Durante su informe trimestral señaló que en lo que va del año dichas ejecuciones representan un incremento de 53 por ciento en comparación con el mismo periodo del 2016.

“Es el peor año de la historia reciente, ya no de la presente administración, sino de los últimos 20 años, más, de la historia, desde que tenemos datos, se rompe un récord histórico en homicidios”, señaló Roel. El director de la organización consideró que el año podría cerrar con 24 mil homicidios y 18 mil ejecuciones.

Roel informó de diversos aumentos: el delito de homicidio doloso se incrementó en 27 de 32 estados en 15 por ciento; las ejecuciones crecieron 12 puntos porcentuales; en secuestros, hubo un incremento de 25 por ciento; en extorsión, 20 por ciento; y el robo de vehículo con violencia, tuvo 22 por ciento de crecimiento. “Nada ha mejorado”, sentenció.

Detalló que los cinco estados con el mayor incremento en homicidios se encuentra Nayarit con 346 por ciento; Baja California Sur con 153; Aguascalientes con 121; Quintana Roo con 101, y Baja California con 72 por ciento.

El especialista en seguridad manifestó que los estados que se encuentran con “doble rojo” en homicidio, es decir, que registran más del doble de la tasa nacional, son: Colima, Guerrero, Baja California Sur, Baja California y Chihuahua.

Para resolver la situación, Santiago Roel recomendó replantear la estrategia nacional en materia de seguridad, terminar con la Iniciativa Mérida y regular el consumo de drogas para reducir 80 por ciento la violencia y la corrupción.

“Parece ser que no vamos aceptar el fracaso, ni siquiera esos números contundentes y estas comparaciones de México con el resto del mundo, estos números que traemos desde el Plan Mérida, y no lo queremos aceptar, ese es el primer paso, en cualquier enfermedad, en cualquier problema hay que aceptarlo”, finalizó.