WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Jueves 21 de Enero 2021
| | |

Los actos cotidianos que haces sin pensar y que te vuelven corrupto

Imagen: Staff CapitalMedia.

Imagen: Staff CapitalMedia.

27 de Febrero 2018

Sobornos, piratería, diablitos...

México ha caído seis lugares en el Índice de Percepción de la Corrupción 2017 que pública Transparencia Internacional.

Del lugar 129 pasó al 135 entre 180 países y obtuvo una calificación de 29 en una escala de 0 a 100, en donde 0 significa la peor evaluación en materia de corrupción.

El Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) se creó en 1995 como un indicador compuesto utilizado para medir las percepciones sobre corrupción en el sector público, en distintos países de todo el mundo.

El IPC otorga una puntuación y clasifica a los países/territorios según las percepciones sobre el grado de corrupción que existe en su sector público.

Se trata de un índice compuesto integrado por una combinación de encuestas y evaluaciones sobre corrupción efectuadas por diversas instituciones de prestigio.

El IPC es el indicador de corrupción más usado en todo el mundo.

Aunque el índice de corrupción que se mide es en el sector público, en México hay actos cotidianos en los que la ciudadania incurre en corrupción.

Imagen para ilustrar: Cuartoscuro.

1.- Dar y recibir mordidas. Transparencia Internacional publicó en 2017 un informe titulado “Las personas y la corrupción: América Latina y el Caribe” en el que México fue el país en donde más encuestados aseguraron haber pagado sobornos en el período del estudio que se realizó del 27 de mayo al 8 de junio de 2016.

De los entrevistados, 51 por ciento aceptó entrar en este rol de sobornar para obtener algo a cambio. El país en el que menos encuestados admitieron haber incurrido en esta práctica fue Trinidad y Tobago con 6 por ciento.

De los países latinoamericanos encuestados (México, República Dominicana, Perú, Venezuela, Panamá, Trinidad y Tobago, Brasil, Argentina, Jamaica, Chile, Uruguay, Paraguay, Costa Rica, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Colombia, Guatemala, Ecuador y Bolivia) la población aseveró haber pagado algún soborno en las siguientes instituciones:

-Hospitales públicos (20%)
-Escuelas públicas (18%)
-Oficinas de documentos de identidad (17%)
-Policía (16%)
-Servicios de agua y electricidad (14%)
-Tribunales (12%)

Cables de luz en la CDMX. Foto: Cuartoscuro.

2.- Poner diablitos. En septiembre de 2017, durante una cátedra que brindó en la Universidad Anáhuac, el director de la Comisión Federal de Electricidad, Jaime Hernández, aseveró que la empresa pierde al año alrededor de 40 mil millones de pesos  por problemas en transformadores de potencia, circuitos de distribución de media tensión, transformadores de distribución, redes de baja tensión, acometidas y medidores, pero también por el robo de energía.

El costo más grande de las pérdidas se da por la falta de pago de la luz de la población que utiliza diablitos o cables sueltos para colgarse a postes y recibir el servicio.

En octubre del mismo año, la Procuraduría General de la República investigaba más de 400 denuncias por robo de luz, tan sólo en la zona metropolitana de Guadalajara. Por este delito se pueden alcanzar penas de hasta 10 años de cárcel y multas de hasta mil salarios mínimos.

Laboratorio de piratería incautado por la PGR. Foto: Cuartoscuro

3.- Consumir piratería. La llamada piratería se encuentra en casi todos los productos, desde libros, pasando por cosméticos, hasta discos de música o películas.

En el 2017, 41.9 millones de mexicanos compraron piratería física y digital de música y películas, lo que representó un gasto de 20.9 mil millones de pesos.

Si dicha adquisición se hubiese hecho de manera legal, equivaldría a 3.34 mil millones de impuesto del valor agregado (IVA), según cifras referidas en la página de Internet de la Asociación Nacional De Tiendas De Autoservicio Y Departamentales, A.C. (ANTAD).

En 2016 una encuesta realizada por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), a pedido expresó de la Coalición por el Acceso Legal a la Cultura A.C. (CALC) reveló que 37.5 millones de personas adquirieron música pirata en México de marzo de dicho año a marzo de 2017.

De la misma manera, 34.8 millones de mexicanos compraron películas piratas lo que representó pérdidas millonarias para ambas industrias.

Dicha encuesta reveló, también, que más de 80% de mexicanos mayores de 18 años gastaron alrededor de 20.9 mil millones de pesos en la compra de algún producto pirata, desde música, hasta fotografías, obras de arte y libros.

De acuerdo a cifras de Motion Picture Asociation (MPA), en México durante 2014 más de 251 millones de películas o capítulos de series fueron consumidos, vía Internet, sin pagar.

En 2015, la cifra aumentó a 255 millones de visitas, lo que representó, según la asociación, una pérdida de 6 mil 400 millones de pesos.

Combustible en venta. Foto: Cuartoscuro.

4.- Robar combustible y comprarlo de manera ilegal. En el país ha aumentado el robo de combustible, conocido como ordeña, para venderlo a un precio más bajo de manera clandestina.

Por este delito, el país pierde alrededor de 20 mil millones de pesos al año.

Según cifras de Expansión, Pemex registró su primer robo de combustible en el 2000, año en el que hubo 15 extracciones ilegales.

Al cierre de 2016, según cifras de Pemex, se contabilizaban 6 mil 873 puntos de ordeña en el país, siendo Puebla, Guanajuato, Tamaulipas, Veracruz y Estado de México donde más se comete este tipo de delito.

Según Carlos Murrieta, director de Transformación Industrial de Pemex, la cantidad de combustible hurtado diariamente a Pemex, asciende a 27 mil barriles.

¿Qué opinas?

Te recomendamos leer:

Las cifras del suicidio en México

La constructora estadounidense de los hijos de César Duarte

FF

Más notas sobre