WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Lunes 09 de Diciembre 2019
| | |

Así han aplicado leyes de amnistía en otros países

Amnistía internacional. Foto : Especial

Amnistía internacional. Foto : Especial

06 de Julio 2018

En Colombia, por ejemplo, el gobierno llegó a un acuerdo con las FARC y no los enjuició

Andrés Manuel López Obrador, virtual ganador de la elección presidencial, propuso en campaña otorgar una amnistía a ciertos infractores de la ley para garantizar la paz y tranquilidad en el país.

Aquí la nota: La propuesta de AMLO para darles amnistía a narcos

La probable medida, lejos de ganarle adeptos, le costó una andanada de críticas de diversos sectores, Sedena y Marina incluidos.

La propuesta ha sido implementada en otros países, con sus pros y sus contras y tiene sustento legal.

¿Qué es, legalmente, la amnistía?

Según la definición de la enciclopedia jurídica, es una medida de olvido de una infracción que tiene por efecto extinguir la acción pública y suprimir una pena ya pronunciada por las infracciones previstas.

El término proviene del vocablo amnesia o pérdida de la memoria y significa olvido.

Es una medida legislativa por la cual se suprimen los efectos y la sanción de ciertos delitos, principalmente de los cometidos contra el Estado.

La amnistía, a diferencia del indulto, tiene carácter general.

Se puede definir como ”un acto del poder soberano que cubre con el velo del olvido las infracciones de cierta clase, aboliendo los procesos comenzados o que se deban comenzar, o bien las condenas pronunciadas para tales delitos”.

La amnistía en otros países

-Colombia. Fue de los últimos países en otorgar una amnistía a un grupo guerrillero: las FARC.

Para llegar a este acuerdo, los miembros de la guerrilla, que secuestraban para pedir cuantiosos rescates y seguir con sus operaciones, dejaron las armas.

Información de el diario El País refiere que actualmente seis mil cinco personas gozan de este beneficio que les brindó el Estado y otras mil 400 han salido de la cárcel.

La medida, aprobada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, se realizó de manera individual con firmas de documentos en los cuales los guerrilleros se comprometieron a no reincidir.

Lo anterior fue uno de los puntos claves para terminar con una guerra entre el gobierno de Colombia y los guerrilleros que dejó, al menos, 220 mil muertos y miles de desplazados, además de 30 mil secuestros.

Juliana, una combatiente de las FARC de 20 años. Foto: AP

-España. El país ibérico tiene una historia contemporánea trágica, llena de presos políticos, tras la dictadura de Franco.

España ha sido epicentro de revueltas sociales y terrorismo por el intento de independencia de algunas de sus regiones. ETA, en el País Vasco, es el ejemplo más claro.

Con una historia convulsionada, en este país se han otorgado amnistías en más de una ocasión.

En 1976 se aprobó una amnistía que perdonaba delitos y faltas de intencionalidad política y de opinión. En aquel entonces quedaron fuera del acuerdo los delitos de sangre, contrabando monetario e infracciones tributarias.

Tras la muerte de Franco (1975), en mayo de 1977, se promulgaron dos decretos reales que daban amnistía a las personas que hubieran cometido delitos hasta el 15 de diciembre de 1976. Se extendió para aquellos que hubieran puesto en peligro la vida o integridad de otras personas. Quedaron excluidos aquellos que hubieran causados muertes.

El gobierno, desde 1990, más que otorgar amnistía (que es general) ha dado indultos (que son individuales) a presos de ETA que se han acogido a medidas de reinserción.

Cataluña. Foto: AP

-Estados Unidos. Los inmigrantes están catalogados como delincuentes en Estados Unidos debido a su estancia ilegal en aquel país.

Pero en 1986, 2.7 millones de ellos se vieron beneficiados con una ley de amnistía, otorgada en aquel entonces por el presidente Ronald Reagan.

Con la firma de la Ley de Reforma y Control de Inmigración (IRCA), Reagan legalizó a millones a los que se les otorgó tarjetas de residencia.

“Las futuras generaciones estadounidenses estarán agradecidos por nuestros esfuerzos para recuperar humanamente el control de nuestras fronteras y con ello preservar el valor de uno de los bienes sagrados de nuestro pueblo: la ciudadanía estadounidense”, dijo el presidente en la ceremonia de la firma.

¿Qué opinas?

FF

Encuentra más notas sobre

Orquidea News