WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Sábado 17 de Abril 2021
| | |

Aprueba Cámara de Diputados reformas a la Ley General de Salud en materia de salud mental

Cámara de Diputados Foto: Internet

Cámara de Diputados Foto: Internet

17 de Febrero 2021

Es un retroceso advierte oposición.

Con 158 votos en contra de la oposición por considerar que se pone en riesgo a las personas con enfermedades mentales, Morena y sus aliados en la Cámara de Diputados aprobaron con su voto mayoritario una iniciativa de reformas a la Ley General de Salud.

Se establece en el dictamen que de esta forma se regula el acceso y prestación de servicios de salud mental y adicciones.

Las instituciones públicas del Sistema Nacional de Salud deberán brindar acceso a los servicios de atención de salud mental y adicciones cumpliendo los principios de cercanía, respeto a la dignidad y a los derechos humanos de la persona; erradicación de estigmas y estereotipos, atención especial a los grupos en situación de vulnerabilidad, participación de los familiares y de las organizaciones de usuarios de ayuda mutua.

Las personas con trastornos mentales y por consumo de sustancias psicoactivas tendrán derecho a una mejor atención sin discriminación y con respeto a la dignidad de la persona; tener un representante que cuide sus intereses, consentimiento informado de la persona en relación al tratamiento a recibir, y no ser sometido a medidas de aislamiento o contención coercitivas.

Sin embargo, durante la discusión, el PAN, PRI, Movimiento Ciudadano y PRD consideraron que estos cambios a la ley representan más riesgos que certidumbre.

La priista Laura Barrera Fortoul dijo que esta reforma no analiza el problema de las adicciones y la salud mental por separado, con lo que el resultado puede ser muy peligroso.

“Con esta reforma, se pone a las personas con discapacidad mental en una posición muy delicada, porque se les dará el tratamiento de adictos, cuando son personas con trastornos mentales derivados de causas diferentes y ajenas a las adicciones”.

“Con esta reforma, esta separación no quedará clara en la Ley General de Salud, y nos enfrentaremos a que las personas con discapacidades mentales serán colocadas en un plano de discriminación, porque ahora serán problemas mentales y adicciones”, dijo Barrera Fortoul.

Marco Antonio Adame dijo que los cambios a esta ley son confusos, difusos y profusos, “de tal forma que confundiendo términos y conculcando derechos, ponen en mayor riesgo a las personas que hoy requieren de una respuesta integral, seria, responsable, debidamente sustentada tanto en nuestra legislación sobre derechos humanos, como en los Acuerdos de Convencionalidad que tutelan a las personas más vulnerables”.

La coordinadora de Movimiento Ciudadano, Fabiola Loya Hernández, también cuestionó la reforma y dijo que varias organizaciones, que pretendieron ser acalladas por los morenistas, advirtieron de los riesgos de la reforma que hoy se aprobó.

“Aunque que desde la propia Organización Mundial de la Salud se han integrado esfuerzos en la atención de salud mental de una manera integral, existen en los hechos, tentaciones por abordar en un mismo espacio de salud mental, a las adicciones también. Por si esto no fuera poco, es claro el sesgo que existe en las definiciones de este dictamen, en él están plasmados un enfoque psiquiátrico y no un enfoque de Derechos Humanos”, dijo.

La coordinadora del PRD, Verónica Juárez Piña, sostuvo que el dictamen no representa un avance para la atención de la salud mental.

Dijo que estigmatiza, discrimina y violenta a las personas con uso problemático de sustancias y establece la grave posibilidad de privar de la libertad a las personas que sufren trastorno mental o tienen problemas con el uso de sustancias psicotrópicas a través del internamiento sin su consentimiento.

Más notas sobre