Sábado 20 de Julio 2019
| | |

Así aceptará México a migrantes devueltos por EU

Notimex

Notimex

25 de Enero 2019

México había rechazad en primera instancia la medida unilateral por parte de Estados Unidos

El gobierno mexicano recibirá a migrantes devueltos por Estados Unidos para esperar respuesta de solicitud de asilo, siempre y cuando tengan visa humanitaria expedida por autoridades mexicanas y cuenten con un citatorio ante un juez migratorio de aquel país.

Ante la advertencia del gobierno de Donald Trump de devolver a un grupo de 20 migrantes que iniciaron el trámite en su país, acto que sería en la garita de San Ysidro en Tijuana, Baja California, el gobierno federal emitió su posicionamiento.

México no admitirá a personas migrantes con problemas de salud, menores no acompañados y que hayan apelado un decisión del gobierno estadounidense sobre su situación legal en aquel país.

A unas horas de que se den estos hechos, los titulares de las secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, evitaron ofrecer dicho posicionamiento y enviaron a sus voceros quienes argumentaron que los titulares no saldrían hasta que tengan más datos.

Sin embargo, Sánchez Cordero se adelantó al posicionamiento oficial: “si es que sucede esta decisión unilateral nosotros tendremos hacia estos migrantes lo mismo que estamos teniendo en el sur con nuestros migrantes. Una política humanitaria una política de brazos abiertos por qué México siempre ha sido un país hospitalario Y no queremos dejar de serlo”.

Al asistir a un evento en Palacio Nacional la noche de este jueves, la funcionaria federal argumentó que no puede haber una política diferenciada en el norte y sur de México.

El 20 de diciembre de 2018, en respuesta al primer aviso unilateral de Estados Unidos, el titular del Instituto Nacional de Migración, Tonatiuh Guillén, desmintió que México tenga la capacidad de recibir a migrantes en las condiciones que planteaba la cancillería de México.

Dicha respuesta de Relaciones Exteriores justificaba que “México reafirma su derecho soberano de admitir o rechazar el ingreso de extranjeros a su territorio, en ejercicio de su política migratoria y siempre y cuando sean por razones humanitarias”.

Unas semanas después, la respuesta se inclinó a la postura de la cancillería para fijar el posicionamiento.

“El gobierno de México no coincide con la medida unilateral implementada por el gobierno de Estados Unidos; no obstante en congruencia con nuestra nueva política migratoria reiteramos el compromiso con las personas migrantes y los derechos humanos”, expuso este viernes el vocero de la cancillería mexicana, Roberto Velasco.

“En el caso de la eventual devolución de familias, el tema será considerado por separado, dada la complejidad que implica su recepción en México”, dijo.

“México suscribe y respeta el principio de no devolución consagrado en el derecho internacional conforme al cual ningún estado podrá poner a un solicitante de asilo en el territorio de cualquier país en el que su vida esté en peligro por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social o por sus opiniones políticas”.

El 20 de diciembre de 2018, el gobierno de Estados Unidos inició da la implementación de la sección 235 B 2C de su ley de inmigración y nacionalidad, la postura oficial de México es que no acepta un acuerdo de tercer país seguro con el gobierno de Estados Unidos.

“Un acuerdo de esa naturaleza implicaría un compromiso vinculante de procesar en nuestro territorio todas las solicitudes de asilo a Estados Unidos de migrantes que pasen por nuestro país y responsabilizarnos de lleno por su situación”, apuntó.

La Secretaría de Gobernación informará de esta situación a los gobiernos de Baja California y del municipio de Tijuana para coordinar acciones.

Te recomendamos: Las apps de AMLO para saber donde comprar gasolina barata

Encuentra más notas sobre