www.capitalmexico.com.mx

Domingo 25 de Julio 2021
Seguimiento de COVID-19 México 25 julio 2021 · 15:21
2,741,983 Confirmados
2,140,327 Recuperados
238,316 Decesos

Atrapa sismo a trabajadores en Amsterdam 25

 

Nancy pudo salir con sus dos mascotas, pero el empleado de la mudanza quedó atrapado


ANDRÉS A. SOLÍS

El edificio de Ámsterdam 25 es una historia de tragedias. Había sobrevivido al terremoto de 1985, pero 32 años después sucumbió ante un sismo de menor intensidad que el anterior.

Pero, en medio de su colapso, se llevó historias insólitas. Tras los terremotosw del 85 había quedado abandonado y fue merced de invasores que durante tres décadas lucraron económicamente con la renta de departamentos y una accesoria en la planta baja.

De este inmueble de departamentos construido en la década de los años 50 logró salir con vida Nancy, una chica que este martes 19 de septiembre se mudaba de este domicilio.

El camión de mudanza se hallaba estacionado afuera y, cuando ocurrió el temblor, Nancy pudo salir con sus dos mascotas, aunque uno de los cargadores de la mudanza no logró abandonar el edificio.

El trabajador fue rescatado horas más tarde con fractura de columna y trasladado a un hospital.

La otra historia es la de la señora que quiso llamarse “Martha”.

Ella perdió su tienda de antigüedades que estaba en la planta baja del edificio, lugar a donde apenas había llegado el pasado 15 de septiembre. Martha no pudo inaugurar su tienda especializada en muebles antiguos.

En esta construcción los trabajos de rescate se prolongaron hasta el pasado viernes y, tras horas de ardua labor, con el apoyo de perros de búsqueda y de elementos de la brigada de rescate de Israel, se logró recuperar el cuerpo de la señora María, quien trabajaba como empleada del hogar en uno de los departamentos.

El rescate del cuerpo tardó diez horas y, por momentos, los testigos decían que aún se encontraba otro joven cuyo nombre se desconoce porque no vivía aquí; decían que se encontraba dentro del edificio porque había venido a visitar a una amiga, pero ni los perros ni los sensores térmicos dieron señales positivas.