www.capitalmexico.com.mx

Lunes 20 de Junio 2021
Seguimiento de COVID-19 México 14 junio 2021 · 06:22
2,454,176 Confirmados
1,954,251 Recuperados
230,150 Decesos

Aún hay graves pendientes en materia de derechos humanos, reconocen legisladores y especialistas

Legisladores Foto: Internet
 

Ignacio Mier, afirmó que no habrá pleno respeto a los derechos humanos si las y los legisladores no conducen la formulación y aprobación de leyes con base en estándares adecuados.


La reforma constitucional en materia de derechos humanos, aprobada hace 10 años, representó un gran avance para el país, tras episodios de graves violaciones a derechos, como la matanza de estudiantes de 1971; sin embargo, no ha logrado concretarse del todo ni traducirse en un mayor acceso a la justicia para la población, reconocieron diputados, funcionarios y especialistas.

En un conversatorio virtual organizado por la presidencia de la Cámara de Diputados que encabeza Dulce María Sauri, ésta señaló que, a partir de 2011, se inició un camino que ha tenido resultados en materia de igualdad sustantiva; es decir, los derechos humanos son para las mujeres y para los hombres.

Comentó que el gran problema es el acceso a la justicia para que se pueda hacer efectivo el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y, en el caso del reciente proceso electoral, se tienen que analizar con todo cuidado sus resultados, “porque si bien se aplicó el principio de paridad en las candidaturas, las y los electores del país eligieron predominantemente a hombres en determinadas regiones de México”.

Por su parte, el ex titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia, señaló que hay un centenar de pendientes a cumplir tras la aprobación de la reforma referida.

Dijo que si se avanzara en algunos temas, como por ejemplo, en las desapariciones forzadas, representaría un cambio significativo para el país.

“Dentro de este centena de temas, permítanme destacar alguno de ellos, el derecho a la seguridad humana, el ejercicio efectivo del derecho a la seguridad pública, el acceso a la justicia , pero una justicia independiente e imparcial, el empoderamiento de la mujer, la atención a los migrantes, la lucha contra el feminicidio, la protección y observancia de los derechos humanos en los pueblos y comunidades indígenas, la libertad de expresión y el acceso a la información y la atención a las personas con algún tipo de incapacidad”.

La secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, señaló que la construcción de un Estado donde se respeten a plenitud los derechos humanos, exige que “evaluemos permanentemente el resultado de nuestras políticas públicas y el alcance de nuestro marco jurídico y normas”.

No obstante, subrayo que el desafío es seguir construyendo y fortaleciendo los derechos humanos en un diálogo y no en un enfrentamiento entre Estado y sociedad. “La oportunidad que tenemos es muy positiva, porque contamos con un gobierno que desde el Poder Ejecutivo está en plena sintonía y comprometido directamente con el respeto a los derechos fundamentales, y en construir en paz y democráticamente una nueva ética pública que complemente el andamiaje institucional que hemos construido durante décadas para respetar los derechos fundamentales”.

Carmen Moreno Toscano, subsecretaria de Relaciones Exteriores, refirió que la cancillería adoptó una política exterior que amplía y fortalece los derechos humanos con perspectiva de género.

Señaló que la política exterior feminista tiene un papel internacional de liderazgo en temas de la agenda multilateral, política exterior regional y bilateral, con impacto en la igualdad sustantiva de género; camina bajo el eje de paridad de cargos y una reforma organizacional para lograr la equidad en el ámbito profesional. Además, la Secretaría de Relaciones Exteriores enfatiza la acción colectiva para crear un espacio laboral sin acoso ni violencia por motivos de género.

Finalmente, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) y coordinador parlamentario de Morena, Ignacio Mier, afirmó que no habrá pleno respeto a los derechos humanos si las y los legisladores no conducen la formulación y aprobación de leyes con base en estándares adecuados.

Manifestó que aún sin mayorías calificadas, debe ponerse en el interés de la discusión y del debate, que los derechos humanos son el único campo en el que el consenso es necesario, absoluto y obligatorio.

“En la siguiente Legislatura deberemos trabajar muchos temas de la agenda de derechos humanos, como la autonomía personal a la solidaridad, la dignidad, el cuidado y la satisfacción de derechos de las personas que se encuentran en estado de vulnerabilidad; del medio ambiente, la paz y el desarrollo sostenible”.