Capital México

Nacional

Cómo se ha llamado antes el PRI y por qué

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) atraviesa por un momento de incertidumbre, luego de obtener uno de los peores resultados electorales de su historia.

Los comicios del 1 de julio pintan para marcar un antes y un después del partido tricolor, ya que la derrota que sufrió su candidato presidencial, José Antonio Meade, y los nueve candidatos que competían por la gubernatura de nueve entidades dejaron al partido debilitado y con miras a ser una oposición que tendrá que buscar alianzas para que su voz sea escuchada en el Congreso y en otros sectores políticos trascendentales.

La presidencia del partido ahora recae en Claudia Ruiz Massieu Salinas, quien desde que asumió el cargo ha mencionado la necesidad de transformarse; durante su primer discurso como dirigente del PRI, Ruiz Massieu anunció la creación de un comité que se encargará de “reflexionar” sobre el presente del partido y comenzar el proceso de refundación del mismo.

En una entrevista radiofónica, la presidenta del PRI afirmó que en las discusiones que tenga el comité se pondrán todas las opciones sobre la mesa, y no queda descartada ninguna opción que ayude a que el partido resurja y tenga la misma fuerza y capacidad política que ha demostrado a lo largo de casi noventa años de existencia. Una de estas opciones, según sus propias palabras, podría ser la de rebautizar al instituto político, ya que la alternativa de cambiar el nombre al PRI no está descartada.

En caso de que se llevara a cabo el renombramiento del Partido Revolucionario Institucional, esta sería la cuarta ocasión en la que el tricolor cambia de siglas.

La fundación

El 4 de marzo de de 1929 nació el Partido Nacional Revolucionario (PNR), luego de que se aprobaran los documentos básicos para crear un instituto político en una convención realizada en Querétaro.

La idea de fundar un partido con ese nombre fue del entonces presidente Plutarco Elías Calles.

Segundo nombre

Nueve años después de su fundación, los miembros del partido -que desde ese entonces utilizó los tres colores de la bandera mexicana como sello distintivo- decidieron darle un giro a su nombre y darle más peso a la parte “revolucionaria”.

El argumento era que gracias a la Revolución Mexicana se habían sentado las bases para la existencia del partido y, como tal, el instituto político buscaba dar continuidad a todo aquello por lo que se había luchado.

Así fue como, en 1938, el PNR cambió de nombre y se convirtió en el Partido de la Revolución Mexicana.

El nombre que conservan hasta la fecha

Con el dominio político que el partido tricolor logró mantener en México, se volvió fundamental la creación de instituciones que se encargaran de implementar los cambios sociales que se requerían en el país.

Con el afán de legitimizar el uso de instituciones como una manera de progreso, el PRM cambió su nombre en 1946 por el que conocemos hasta hoy: Partido Revolucionario Institucional.

TE PUEDE INTERESAR: 

[twitter url=”https://twitter.com/CapitalMexico/status/1021458674454335489″]

ODT

Salir de la versión móvil