WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Lunes 17 de Febrero 2020
| | |

Gabinete de AMLO queda a deber en cuestión de transparencia

declaraciones patrimoniales del gabinete de amlo

declaraciones patrimoniales del gabinete de amlo

31 de Enero 2019

Los integrantes del gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador no fueron ejemplo de transparencia.

Cumplieron en tiempo por el ultimátum que les dio el jefe del ejecutivo federal al poner como plazo este 30 de enero.

En lo que no cumplieron es en la forma, ya que en la plataforma Declaranet los principales secretarios se negaron a proporcionar las propiedades de sus cónyuges y en algunos casos se niegan a publicar información sobre bienes inmuebles, que es la información básica en cuanto a su patrimonio, como el caso del secretario de Marina, Rafael Ojeda.

En otros casos la información es casi completa, pero fallan al declarar sobre un posible conflicto de intereses, como es el caso del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo.

Destacan declaraciones por registrar bienes muebles como colecciones de libros con un valor de 3 millones de pesos, pero no tener ninguna casa propia o a su nombre, como el caso del secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú.

Otro caso es el de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Josefa González Blanco Ortiz Mena, quien declara tres ranchos a su nombre por herencia de su madre y padre; sin embargo uno de ellos, el más grande, de 600 mil metros cuadrados, afirma, tiene un valor de 134 mil 640 pesos.

El coordinador de comunicación social de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas, quien percibe un sueldo de 149 mil 016 pesos, por ejemplo, no hizo público un solo monto o valor de su patrimonio, al hacer expresa su decisión de hacer su declaración únicamente de manera parcial.

El vocero del gobierno de López Obrador no proporcionó datos de bienes inmuebles a su nombre y dijo tener un vehículo Honda FIT modelo 2017, una cuenta bancaria y adeudos por tarjetas de crédito, pero sin publicar un solo costo de sus pertenencias.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó apenas la mañana de este miércoles 30 de enero, que quien no hiciera pública su declaración patrimonial no podría continuar en su gabinete.

Luis Crescencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional

La primera declaración patrimonial pública del secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval es de marzo de 2007, hace casi 12 años, en ella constaba que no registró ningún bien inmueble y solo había hecho una modificación en un terreno de 198 metros cuadrados, con un crédito obtenido en 2002, sin especificar por cuánto fue.

Declaró que tenía dos vehículos: un Ford Expedition modelo 1999, que pagó de contado con un valor de 30 mil dólares y adquirida en 1999; y un vehículo Honda Civic modelo 2000, que pagó de contado con un valor de 196 mil 500 pesos mexicanos, adquirida en ese mismo año.

De acuerdo con su declaración, Sandoval inició su servicio público en agosto del 2000, como jefe de Estado Mayor, en el Agrupamiento Táctico en Las Tacitas, Chiapas.

En 2007 como general brigadier de la Sedena percibía un sueldo neto mensual de 120 mil 080 pesos, es decir 17 mil pesos más de lo que como titular de la dependencia federal podrá percibir.

En su última declaración patrimonial aparece un sueldo como secretario de la Defensa Nacional de 167 mil 917 pesos y con una casa más que obtuvo mediante crédito, de 480 metros cuadrados, adquirida en octubre de 2015, sin hacer público el valor de la propiedad, lo mismo en la que hizo modificaciones en 2007.

Evitó publicar ingresos o propiedades de cónyuge o dependientes económicos.

El funcionario público cambió sus autos en los últimos diez años, con la adquisición de tres modelos, todos obtenidos mediante créditos: Mistubishi Eclipse modelo 2007, con un valor de 272 mil 085 pesos, adquirido en 2007; un Ford Scape modelo 2010, con un valor de 357 mil 600 pesos, adquirido en 2010; y un GMC Terrain Denal modelo 2014, con un valor de 506 mil 900 pesos, adquirido también en 2014.

Declaró tener dos cuentas bancarias, en conjunto con un saldo de 48 mil 251 pesos; así como tarjetas bancarias, una con un saldo de 75 mil 333 pesos y otra con 443 pesos, con cero monto original de deuda, así como dos créditos hipotecarios, ambos solicitados el 19 de octubre de 2015.

Finalmente declaró no tener ningún tipo de conflicto de interés.

José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina

En su declaración patrimonial, el secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, declaró que el único ingreso mensual neto que percibe es el de su cargo en el gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador, que asciende a 129 mil 967 pesos.

La particularidad de su declaración radica en que no proporcionó ningún tipo de información sobre bienes inmuebles a su nombre y declaró tener solo un vehículo Mitsubishi Endeavor limited, modelo 2009, adquirido mediante crédito en 2009, con un valor de 285 mil 913 pesos mexicanos.

Tampoco proporcionó ningún tipo de información sobre bienes muebles o datos sobre inversiones. Pero cuenta con un monto original de adeudo por 915 mil pesos y un saldo de 143 mil 869 pesos, obtenido en 2012.

Finalmente declaró no tener ningún tipo de conflicto de interés.

Como comandante en la Secretaría de Marina, en 2008, en la primera declaración patrimonial que consta en la plataforma Declaranet, Ojeda declaró haber tenido un ingreso neto anual por 482 mil 848 pesos, es decir que de ser correcto este dato, en esta ocasión declaró la venta de una casa de 327 metros cuadrados de superficie, en Guaymas, Sonora, en 2007, con un valor de 350 mil pesos mexicanos.

Este servidor público en la mayoría de sus publicaciones sobre bienes, rechazó dar información sobre su patrimonio y en algunas ocasiones se negó expresamente a hacer pública dicha información.

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública

El secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, declara un ingreso mensual total por 208 mil 376, de los cuales 108 mil 376 pesos son del sueldo como secretario de Estado, por lo que sería de los funcionarios que regresaría menos sueldo para alcanzar los 107 mil pesos que puso como tope el presidente Andrés Manuel López Obrador, al devolver mes con mes únicamente mil 376 pesos.

En una categoría de “otros” indica que tiene un ingreso adicional de 100 mil pesos, además de que en la categoría “dependencia” aparece “Presidencia de la República”.

Durazo Montaño declaró ser propietario de tres casas, dos locales, un terreno y un departamento. En total y únicamente por las propiedades de las que reporta su valor, el costo total es de cerca de 20 millones de pesos, además de las dos casas de las que no reporta su valor.

De las casas, únicamente hace público el valor de la de menor superficie de terreno, con 238 metros cuadrados, que cuesta 4 millones 070 mil pesos y que señaló adquirió en una categoría “crédito-otro”, en 2007, justo en un periodo en el que no aparece en ningún cargo público.

El valor de sus dos locales asciende a 3 millones 050 mil pesos, adquiridos bajo la categoría de crédito, permuta y “otro”, uno de ellos adquirido cuando fungía como secretario particular de la Presidencia de la República, en el gobierno de Vicente Fox, en este periodo adquirió tres de siete propiedades que declara tener.

Otro terreno adquirido en el gobierno del panista fue el de 685 metros cuadrados adquirido mediante crédito, tiene un valor de 5 millones 793 mil 300 pesos.

Durazo tampoco reporta el valor de los bienes muebles con que cuenta que son joyas y menaje de casa.

De datos patrimoniales, inversiones hace públicas todas sus cuentas: dos bancarias que ascienden a 159 mil 690 y cinco en organizaciones privadas que ascienden a 7 millones 529 mil pesos, en total Durazo tiene un monto de 7 millones 688 mil 690 pesos.

El secretario de Seguridad declaró el valor de los bienes a nombre de su cónyuge o dependientes económicos. Tampoco declaró información sobre la propiedad de vehículos.

En cuanto a los adeudos dijo tener una tarjeta de crédito con un saldo de 20 mil 400 pesos y un crédito hipotecario con un saldo de 3 millones 488 mil 758 pesos, con la misma cantidad como monto original de adeudo.

Dijo no estar de acuerdo en hacer público su posible conflicto de interés.

Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública

La secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, siempre se desempeñó en el ámbito académico hasta 2016 cuando se incorporó a la Asamblea Constituyente.

Su sueldo neto al mes es de 106 mil pesos, sin registrar ninguna otra entrada de dinero; sin embargo, en una nota aclaratoria informó que el sueldo establecido era de 149 mil 894 pesos, a los que hizo ajuste para publicar el sueldo que percibiría con la disposición del presidente de no ganar más que él.

Es propietaria de tres departamentos y tres casas. Cinco de esos inmuebles tienen un valor en conjunto de 9 millones 255 mil pesos, además de una propiedad que indica fue parte de una cesión e indica un valor de mil 752 pesos, con la posterior aclaración de que corresponde al “valor de la protocolización de la escritura”.

Todos esos bienes fueron adquiridos entre 2004 y 2013.

En la declaración patrimonial, Sandoval hizo públicos sus bienes muebles y joyas por 114 mil 800 pesos, aunque después indicó que “sin tener obligación legal alguna, en este acto solicito que el presente apartado se haga público para que se conozca el valor del menaje de casa”, el cual asciende a 210 mil pesos, con lo que suma 324 mil 800 pesos.

Entre las joyas que registra la secretaria de la Función Pública hay un reloj con un costo de 50 mil pesos.

En cuanto a los vehículos, en un principio, no hizo declaración sobre los mismos dado que están a nombre de su esposo, el académico John M. Ackerman, quien es propietario de un auto Toyota, tipo Corolla modelo 2012, con un valor de 235 mil pesos y un Honda tipo Odyssey modelo 2010, con un valor de 516 mil pesos.

En cuanto a sus datos de inversión, la funcionaria cuenta con seis cuentas bancarias, una de ellas una tarjeta de crédito en 0 pesos, el resto, tiene un monto en conjunto de un millón 359 mil 222 pesos, de las cuales dos las declara en dólares y una en euros.

La secretaria no proporcionó información sobre adeudos a su nombre y declaró no tener ningún posible conflicto de interés.

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación

Poco antes de la media noche de este miércoles la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aceptó hacer pública su declaración patrimonial.

La ministra en retiro fue la última funcionaria del gabinete federal en hacer pública esta información condicionada por el presidente Andrés Manuel López Obrador para continuar con el cargo en su gobierno. Lo hizo en los últimos minutos del plazo que tenían y que venció este 30 de enero.

La funcionaria federal declaró un ingreso mensual total de 348 mil 661 pesos; de los cuales 120 mil 583 son por cargo público, aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que nadie podía ganar más que él, es decir más de 108 mil pesos.

En la categoría de otro tipo de ingresos, Sánchez Cordero recibe 228 mil 078 que corresponderían a su pensión como ministra en retiro.

En diciembre del año pasado Sánchez Cordero informó que renunciaba a su sueldo como titular de la Segob, para donarlo a una casa hogar fuera de la Ciudad de México; sin embargo, continuaría recibiendo su pensión mensual como ministra retirada.

Igual que la mayoría del gabinete federal negó abrir la información de propiedades de su cónyuge y en el caso de que tuviera dependientes económicos.

La funcionaria declara tener dos propiedades: un terreno rústico de 380,000 metros cuadrados, sin construcción, adquirido el 7 de diciembre de 1992, que tuvo un costo de 90 mil millones de “pesos viejos”; así como un departamento de 318 metros cuadrados construidos, adquirido el 02 de septiembre de 2004, con un valor de 2 millones 711 mil 961 pesos. Ambos adquiridos de contado.

Sánchez Cordero no declaró ninguna información sobre vehículos a su nombre, aunque ha declarado que tiene una camioneta obsequio de su esposo. Tampoco declaró sobre sus bienes muebles.

En cuanto a inversiones, declaró tres incorporaciones bancarias, además de una cuenta de fondos de inversión y “otros” servicios de inversión, sin registrar montos de ninguno de estos tipos de operación.

Sobre sus adeudos que pudiera haber, la funcionaria no proporcionó información y declaró estar de acuerdo con hacer público un posible conflicto de interés, en la que indicó que no existe ningún “puesto, cargo, comisión, actividades o poderes que actualmente tenga el declarante, cónyuge, concubino y/o dependientes económicos en asociaciones, sociedades, consejos, actividades filantrópicas y/o consultoría”.

La secretaria que responde al nombre de Olga María del Carmen Sánchez Cordero Dávila sólo hace pública su trayectoria, en la que consta que de 1993 a 1995 fue magistrada del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México; y de 1995 a 2015 fungió como ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En el ámbito privado indica que de 1984 hasta agosto de 2018 fue notaria pública, en la número 182 de la Ciudad de México, labor que dejó para integrarse al ámbito legislativo en septiembre de 2018, en el Senado de la República, puesto que dejó semanas después para asumir el cargo de secretaria de Gobernación.

Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, declara que tiene un ingreso mensual de 172 mil 473 pesos, de los cuales 107 mil 473 es por el cargo de canciller mexicano; el resto la coloca en la categoría de “otros”.

El funcionario federal hizo pública su declaración patrimonial pero no así la de su esposa Rosalinda Bueso, ni en el caso de que hubiera dependientes.

Ebrard declara que tiene una cuenta bancaria con un saldo de 230 mil 212 pesos e indica que es propietario solo de una casa que es herencia de su madre, con un valor de un millón 750 mil pesos, así como joyas y obras de arte con un valor de 800 mil pesos, también heredadas.

También informa que es propietario de menaje de casa y obras de arte de las cuales no declara su valor, pero que fueron adquiridas de contado.

El exjefe de gobierno de la Ciudad de México, no declaró tener autos a su nombre, tampoco proporciona información sobre posibles deudas.

Informó estar de acuerdo en hacer público el posible conflicto de interés que podría tener al informar las actividades de su esposa Rosalinda Bueso, en Estrategia y Comunicación Aster SA de CV, ubicada en la alcaldía Cuauhtémoc, en la Ciudad de México, y misma que en la categoría de “naturaleza del vínculo” indica ser socio desde hace tres años.

De 2002 a 2004 Ebrard Casaubón fue secretario de Seguridad Pública de la Ciudad; en 2005 fue secretario de Desarrollo Social capitalino; y de 2006 a 2012 fue jefe de gobierno de la Ciudad de México.

En 2015 salió de México para viajar a Francia, volvió al ámbito político en febrero de 2018 cuando anunció que se sumaba al proyecto del ahora presidente Andrés Manuel López Obrador, en ese entonces candidato de Morena.

Carlos Urzúa, secretario de Hacienda

El hasta noviembre del año pasado director de la Escuela de Graduados de Administración Pública, en el Tec de Monterrey, Carlos Urzúa, percibe un ingreso mensual de 111 mil 792 pesos, de los cuales 3 mil 416 son por actividad financiera.

En su declaración patrimonial registró una casa de 475 metros cuadrados de superficie, del cual no indica el monto y fue adquirida mediante un crédito en 2009.

También es propietario de un local de 49 metros cuadrados adquirido de contado con un valor de 500 mil pesos y de un vehículo Volkswagen Vento modelo 2014 que cuesta 221 mil 060 pesos adquirido en 2013. Sobre los bienes muebles no declaró montos.

Urzúa tiene dos cuentas bancarias con un monto de 769 mil 955 pesos, una declarada en dólares; así como una cuenta de fondos de inversión por 2 millones 020 mil 792 pesos; y una más correspondiente a inversión privada por un millón 580 mil 659 pesos; estas inversiones hacen un total de 4 millones 371 mil 403 pesos.

No dio información sobre adeudos y tampoco hizo públicos datos sobre propiedades de ningún tipo de su cónyuge o dependientes económicos.

Declaró no tener ningún tipo de posible conflicto de interés.

Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú no se desempeñaba en un cargo público desde hace 27 años.

De acuerdo con su declaración patrimonial, su sueldo mensual sería de 166 mil 577 pesos, mismo que tendrá que ajustar para no ganar más que el presidente.

El servidor público no proporcionó información de bienes inmuebles a su nombre.

Es propietario de un vehículo Toyota Camry modelo 2003 con un valor de 90 mil 384 pesos adquirido en 2006; además de un Acura Honda MDX modelo 2012, con un valor de 365 mil pesos.

En bienes muebles declaró poseer colecciones de libros que tienen un valor de 3 millones de pesos. También presenta tres cuentas bancarias, de las que el monto de dos asciende a 82 mil 447 pesos.

El funcionario no proporcionó datos de adeudos.

Al hacer público su posible conflicto de interés, Jiménez Espriú indicó que su cónyuge lleva 20 años con la participación de 5.92 por ciento en el capital de Grupo Idesa SA, inscrita en la industria petroquímica, ubicada en la alcaldía de Cuajimalpa, Ciudad de México.

Josefa González Blanco Ortiz Mena, secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Josefa González Blanco Ortiz Mena, siempre estuvo en el ámbito privado hasta que Andrés Manuel López Obrador llegó a la presidencia.

La ahora servidora pública declara ser propietaria de tres ranchos por herencia de su madre y padre; sin embargo uno de ellos, el más grande, de 600 mil metros cuadrados que, afirma, tiene un valor de 134 mil 640 pesos.

Los otros dos, uno de 4 mil 240 metros cuadrados tiene un valor de 56 mil 222 pesos y uno más de 1000 metros cuadrados con un valor de 31 mil 416 pesos.

Dos de ellos a su nombre a partir de 2013 y uno más en 2015.

Declara tener un vehículo Seat Ibiza modelo 2015, que adquirió de contado en 2016 por 85 mil pesos, así como tener joyas y obras de arte, donación de familiares, sin mostrar el monto.

No incluye información de propiedades de cónyuge o dependientes económicos, además de indicar que cuenta con una cuenta bancaria pero omite por cuánto dinero.

Expuso la posibilidad de tener un conflicto de interés con la empresa Acuajungla, en la cual tiene participación desde hace 12 años y está ubicada en Palenque, Chiapas.

TE PUEDE INTERESAR:

Más notas sobre